Saltar al contenido

Subjetivismo

El subjetivismo es una teoría epistemológica que valora el conocimiento a partir del sujeto que conoce y juzga. Este sujeto puede ser tanto individual como general, es decir, un individuo humano o del género humano. También hace referencia a una doctrina ética la cual señala que las acciones morales deben tener por finalidad la realización de un estado subjetivo.

En definitiva, el término subjetivismo se usa siempre que buscamos señalar el predominio de lo subjetivo en algo. Con esto nos referimos a la subjetividad tanto de conocimientos y juicios que tiene una persona en particular. La subjetividad recae principalmente en las ideas, opiniones y experiencias que tiene un sujeto.

De esta manera, el subjetivismo se caracteriza por valorar principalmente lo que piensa, opina o siente un individuo. En este sentido, el concepto de subjetivismo se opone al de objetivismo que se asocia al objeto, los hechos. El subjetivismo, por su parte, valora por sobre todo los juicios personales sobre un tema o fenómeno.

El subjetivismo es una teoría epistemológica que valora el conocimiento a partir del sujeto.

Entonces, todo aquello que califica de subjetivo o se engloba dentro del subjetivismo cuenta con las valoraciones personales de alguien. Dentro de esas valoraciones se incluyen sus ideologías, sentimientos y experiencias relacionadas a un hecho en particular. Por otro lado, la subjetividad de las personas también suele estar influenciada por el medio sociocultural al que pertenecen.

Todas estas ideas y valoraciones influyen en la forma que el sujeto percibe y se relaciona con las cosas de su entorno. Por esta razón se suele asociar la subjetividad con la parcialidad, a diferencia de la objetividad que resulta indiscutible y parcial. Volviendo al subjetivismo como doctrina filosófica, cabe señalar que considera válido solo lo que el sujeto puede conocer.

Esto significa que el subjetivismo considera que cualquier conocimiento solo vale cuando se asocia con un sujeto. Sin embargo, esto vuelve a dicho conocimiento algo variable que nunca se puede convertir en una verdad absoluta y universal. El sujeto conoce y juzga todo en base a su entendimiento, el entorno y las relaciones que lo atraviesan.

Orígenes y tipos

Desde su origen, la filosofía se ha venido cuestionando la subjetividad y ha sido un tema ampliamente debatido. Los filósofos de la Grecia clásica como Platón, Aristóteles y Sócrates, así como los que vinieron después de ellos. La mayoría de los filósofos coinciden en que la subjetividad supone una limitación en materia de conocimiento.

Esta limitación del subjetivismo se debe justamente a la carga de las opiniones, experiencias y valoraciones personales. En este sentido, toda esta carga subjetiva nos influye y afecta la forma en que percibimos las cosas. Por ello la subjetividad se debe acompañar y complementar con la objetividad, para obtener otras perspectivas.

El subjetivismo también se encuentra en la ética y la moral, donde se juzga lo bueno o malo en base a las actitudes y opiniones personales. Entonces, si consideramos que una cosa es buena reconocemos que nos hace bien o incluso la recomendamos a otros. Uno de los principales exponentes del subjetivismo ético fue el filósofo escocés David Hume.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *