Procrastinación

Se conoce por procrastinación al hábito o acción de posponer una actividad o situación importante reemplazándola con otras menos importantes y recreativas. El término procrastinación debe su origen a la palabra procrastinare del latín. El significado original de este término hace referencia a dejar para más adelante, para el futuro.

La procrastinación es considerada un trastorno voluntario del comportamiento que se genera debido al estrés que ocasiona realizar la tarea que se pospone. Se tiende a posponer la realización de algo, o procrastinear, debido al esfuerzo que nos demanda. Las causas pueden ser psicológicas, físicas e incluso intelectuales.

Las personas tienden a procrastinear cuando deben realizar una tarea que no tiene ganas de hacer. También puede deberse a que dicha tarea le genera cierta ansiedad, incomodidad, dolor, etc. Las tareas que se posponen son vistas como desafiantes, difíciles, abrumadoras, tediosas, aburridas.

procrastinación

La procrastinación es el hábito de dejar las tareas para el último momento

Debido al rechazo que le causa la tarea que tiene que realizar se convence que no es tan urgente o que todavía hay tiempo para hacerla más adelante. En ocasiones, las personas que se dedican a procrastinar intentan realizar la tarea pendiente, pero se distraen con facilidad.

La procrastinación puede ser un indicio de trastornos psicológicos. Los trastornos más comunes que contemplan la procrastinación suelen ser el de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o la depresión. La procrastinación puede generar conductas de evasión y dependencia de objetos externos.

El hábito de procrastinación empuja a las personas a realizar otras actividades que le parecen más llamativas. En general se dedica a perder el tiempo o volcarse en actividades recreativas. Pero también puede concentrarse en generar conductas que no son muy buenas para su salud, como comer de manera compulsiva o trabajar demasiado.

Características y consecuencias

Si bien algunos especialistas consideran que el acto de procrastinar puede significar la existencia de trastornos psicológicos, otros no lo creen así. Lo cierto es que las personas que tienen por costumbre procrastinar se dividen en dos grupos: aquellos que lo hacen eventualmente, no es un hábito común en ellos. Y luego están los procrastinadores crónicos que lo tienen por costumbre y les pasa seguido.

Los procrastinadores crónicos tienen mayores probabilidades de padecer algún trastorno psicológico. Algunos trastornos podrían ser baja autoestima o depresión, pero también pueden contemplar miedo al fracaso e inseguridades. El procrastinador crónico puede desarrollar conductas adictivas.

Lo más común es que el hábito de procrastinación se dé entre los estudiantes. A esto se lo conoce como síndrome del estudiante, ya que acostumbran a estudiar o hacer los trabajos a último momento. Aunque también se da entre otros grupos sociales, como por ejemplo, las personas que pagan los impuestos el día que se vencen.

En general la procrastinación suele ser un problema de manejo y organización del tiempo. Esto podría solucionarse fácilmente con un mejor reparto y distribución de las tareas a hacer. Priorizando aquellas que tienen un plazo de entrega más cercano y se realizan con tiempo.

Formato para citar (APA)

“Procrastinación” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/procrastinacion/ [Consultado: ].