Cáncer gástrico

El cáncer gástrico es el tipo de cáncer que se origina en el estómago y puede tener diferentes causas. Estas causas suelen ser las que indican de qué tipo de cáncer gástrico se trata. El cáncer gástrico más frecuente es el que se conoce como adenocarcinoma y se origina en las células que revisten el estómago.

Este tipo de cáncer es el más frecuente de los que afectan el tracto digestivo y de los más comunes en: el oriente asiático, el centro y oriente de Europa y algunas zonas de Sudamérica. Esta clase de cáncer gástrico afecta en su gran mayoría a hombres mayores de 40 años.

Entre los factores de riesgo que pueden llegar al desarrollo del cáncer gástrico se encuentran: antecedentes familiares de este tipo de cáncer, dieta baja en frutas y verduras, infecciones estomacales. También presentan factores de riesgo la anemia perniciosa, fumar y una inflamación o hinchazón prolongada del estómago.

El cáncer gástrico es el tipo de cáncer que se origina en el estómago.

Los síntomas más frecuentes del cáncer gástrico son debilidad o fatiga, dificultad para tragar, dolor abdominal después de comer, eructos excesivos. También ocasiona un deterioro general de la salud, inapetencia, náuseas, pérdida de peso y vómito con sangre. Sin embargo, la mayoría de estos síntomas surgen en las etapas avanzadas del cáncer o se confunden con otras afecciones gástricas.

Por estas razones, el diagnóstico de este cáncer suele tardar ya que no presenta síntomas preocupantes en sus etapas tempranas. Muchos de sus síntomas suelen tomarse como otros problemas gastrointestinales como la acidez, la distensión y los gases. Para diagnosticar el cáncer gástrico se suelen emplear distintos exámenes médicos.

Entre esos exámenes médicos para diagnosticar el cáncer gástrico se encuentran: un análisis sanguíneo completo para verificar si hay anemia, también se recomienda un EGD con biopsia que permita chequear el tejido gástrico. También se recomienda un examen coprológico para verificar la presencia de sangre en las heces.

Pronóstico y tratamiento

Luego de diagnosticar esta clase de cáncer, el pronóstico depende en gran parte de la etapa en que se encuentra y cuánto se ha propagado. También depende de la zona en la que se encuentra el tumor, en la parte inferior del estómago suele curarse más que los de la parte superior.

El pronóstico para este tipo de cáncer también depende de qué tanta pared estomacal ha invadido el tumor y si los ganglios linfáticos están comprometidos. Por otra parte, si el tumor se propagó fuera del estómago la cura ya no es posible, solo se pueden paliar sus síntomas.

En cuanto al tratamiento, por lo general se procede a extirpar el estómago para curar el adenocarcinoma gástrico. Otros tratamientos recomendados son la quimioterapia y la radioterapia cuando no se puede hacer la cirugía y luego de esta. También se suele practicar el bypass gástrico para aliviar algunos síntomas.

Los médicos también suelen recomendarles a los pacientes de cáncer gástrico concurrir a grupos de apoyo. Estos ayudan a aliviar el estrés generado por la enfermedad, esto los ayuda a discutir las experiencias y problemas en común con otros pacientes en su misma situación.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *