Anemia

La anemia es un término que se utiliza en medicina para referirse a una concentración baja de hemoglobina en sangre. Para detectar la anemia se realiza un examen de sangre y se comparan los valores normales con los valores del individuo en cuestión. Además de la concentración baja de hemoglobina, la anemia también puede traer otros parámetros fuera de los márgenes normales, como una disminución de glóbulos rojos o del hematocrito.

No debe confundirse la anemia con una enfermedad. Es un signo que puede tener numerosas causas, el bajo consumo de hierro es una de las causas más comunes, ya sea porque la alimentación no cubre las necesidades de este mineral, o por reiteradas hemorragias que ocasionan una pérdida excesiva de hierro en sangre.

blood

Anemia

Si la causa de la anemia es falta de hierro, se la conoce como anemia ferropénica. Suele ser frecuente en mujeres en edad fértil debido a las pérdidas regulares de sangre que ocurren durante la menstruación.

Los síntomas y signos que indican la presencia de anemia están relacionados con la velocidad en la que se instauran y la fuerza con la que afectan al individuo. También dependen de la edad del paciente y de la nutrición a la que está sometido. En pacientes de insuficiencias cardíacas o respiratorias también hay mayor tendencia hacia las anemias.

Los síntomas de una anemia aguda van desde la debilidad hasta la falta de aire y las palpitaciones. Incluso puede haber síntomas de tipo cardiovascular, como la taquicardia o la disnea de esfuerzo marcada. También puede haber cambios a nivel del comportamiento, con pacientes anémicos que presentan tristeza, enojos repentinos, depresión o una total apatía.

Cuando la pérdida de sangre se debe a una hemorragia aguda, lo síntomas de la anemia se vuelven aún más complejos. Puede aparecer inestabilidad vascular por hipotensión, o signos del denominado shock hipovolémico que incluyen confusión, sudoración y taquicardia.

En cambio, la anemia crónica es mucho más tratable, ya que los pacientes que la sufren pueden gestionar mejor sus recursos y casi no sienten los efectos de la anemia a menos que haya una disminución repentina en la hemoglobina.

Además de la pérdida de sangre, otras causas comunes para la anemia incluyen una alimentación deficiente en hierro, problemas en la producción hormonal (la eritropoyetina) que permite crear glóbulos rojos, enfermedades crónicas, embarazos y otras.

La llamada anemia aplásica sucede en los casos en los que algunos niños no tienen la capacidad de producir el número de glóbulos rojos suficiente para un correcto funcionamiento. Estos niños y bebés requiere transfusiones de sangre para poder alcanzar los niveles normales de glóbulos rojos.

En ciertos casos como la anemia de células falciformes, estamos ante una enfermedad de tipo hereditario que lleva a una destrucción exagerada de glóbulos rojos. También sucede en el caso de las talasemias y con algunas enzimas que no funcionan correctamente.

Es importante consultar al médico ante cualquier signo de anemia, ya que una detección temprana de las causas ayuda a proteger a los individuos de consecuencias más graves.

Sinónimos de anemia

desnutrición, debilidad, insuficiencia

Formato para citar (APA)

“Anemia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/anemia/ [Consultado: ].