Estado de derecho

Como su nombre lo indica, el Estado de derecho está conformado por dos partes: el estado (una forma de organización política) y el derecho (el grupo de normas, reglas y leyes que sirven para regir el comportamiento de una sociedad). Cuando hablamos de estado de derecho, lo que decimos es que el poder del estado se encuentra limitado por el derecho.

El estado de derecho aparece como contraposición al estado absolutista. En el estado absolutista el poder estaba en manos del rey, no había ningún organismo que pudiera hacer frente a sus decisiones, y si bien tenía consejeros y ministros, la última decisión siempre recaía en el rey. El estado de derecho comenzó a forjarse como una forma de contrapeso para que las decisiones del rey no estuviesen basadas únicamente en sus caprichos. En el estado de derecho el poder surge de los habitantes, y son ellos quienes eligen representantes para el gobierno.

estado-de-derecho

Estado de derecho

Una de las principales características del estado de derecho fue la aparición de la división de poderes. Encontramos el poder legislativo, el judicial y el ejecutivo. En el pasado estas tres figuras estaban representadas por el rey. Gracias a la división de poderes, los tribunales que juzgan a las personas se vuelven independientes del rey, aparece el congreso para discutir y proponer leyes, y el gobernante que es el representante principal del poder ejecutivo nacional.E

Es importante reconocer que la democracia no garantiza la existencia de un estado de derecho. Existen líderes como Adolf Hitler que llegaron al poder por vías democráticas y luego abolieron el funcionamiento del estado de derecho. Además, hay gobiernos que respetan el funcionamiento de ciertas instancias del estado de derecho pero ignoran otras.

Para que el estado de derecho funcione correctamente tiene que haber una sociedad juridificada y donde se garantice que todos los ciudadanos son iguales ante la ley. Para que se considere un estado de derecho en pleno funcionamiento hay ciertas condiciones:

La ley debe ser el mandato principal que rige la vida social. Todos los ciudadanos, incluidos los gobernantes, deben someterse a las leyes y ser juzgados de forma acorde a las leyes. La división del poder legislativo, judicial y ejecutivo debe garantizar que incluso los altos mandos puedan ser juzgados si cometen un crimen.

Todos los derechos y libertades que figuran en la constitución deben cumplirse. El gobierno tiene que garantizar que no se viole ningún derecho a los individuos que viven en el territorio nacional.

Por último, el estado de derecho requiere que la administración esté limitada por la ley. Los dirigentes del estado deben actuar de forma acorde a las leyes, que son elementos no-políticos y deben regir sin importar de la ideología política de los funcionarios.

El estado de confianza debe ser defendido, y pese a que algunas democracias han hecho trastabillar esta forma de regir la vida de las sociedades, es importante que los ciudadanos defiendan una forma de vida en la que las decisiones se toman para favorecer a las mayorías, y no en base a los deseos de unos pocos.

Formato para citar (APA)

“Estado de derecho” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/644-2/ [Consultado: ].