Constitución

Se conoce por Constitución al texto jurídico y político considerado como la ley fundamental de un Estado. Una Constitución define la división de poderes de un Estado en ejecutivo, legislativo y judicial. Dicha Constitución describe y delimita estos poderes, sus funciones, límites e instituciones correspondientes.

El carácter fundamental, y hasta fundacional, de una Constitución le otorga un rango superior a las demás leyes y normas. La Constitución, además de describir los poderes de un Estado, enumera los derechos y libertades que les corresponden a los ciudadanos. La Constitución es la ley suprema de todo Estado incluso si no cuenta con división de poderes.

Como la constitución se trata de una norma jurídica se la puede definir tanto formal como materialmente. La definición material de la constitución la describe como un conjunto de leyes fundamentales aplicadas al ejercicio del poder estatal. La definición formal, a su vez, señala el carácter de supremacía que tiene ante el resto de las normas jurídicas.

constitucion

La constitución es el reglamento jurídico fundamental de un Estado.

Dentro de la definición formal de la constitución también cobran protagonismo los procedimientos y órganos que participan en su patrocinio. Es a raíz de estos que obtiene su carácter supremo como norma jurídica. Dicho carácter de supremacía coloca a la constitución como el reglamento jurídico fundamental de un Estado.

En cuanto a la definición material, cabe señalar que depende del contenido y las reglas que engloba. Una constitución puede ser un conjunto de reglas que se encuentran detalladas en un único documento. En una constitución se suelen dividir estas reglas siguiendo un tipo de clasificación.

Con respecto a la clasificación de las reglas de una constitución, éstas se dividen entre la organización estatal y las libertades públicas. Esto implica que una parte describa y detalle la división de poderes, sus funciones y límites. Mientras que la otra parte hace referencia a los derechos y libertades que gozan todos los ciudadanos o habitantes de ese Estado.

Tipos de Constituciones

Las constituciones de los diferentes Estados pueden clasificarse según una serie de características. Así, las constituciones pueden clasificarse según su nivel de reformabilidad en rígidas o flexibles. Las constituciones rígidas cuentan con una serie de procedimientos complejos para poder ser reformadas. Las constituciones flexibles pueden ser reformadas por medio de un proceso legislativo ordinario.

Otra clasificación proviene del origen político en que se constituyeron, pueden ser: Constituciones otorgadas (son propias de Estados monárquicos generalmente); Constituciones impuestas (el Parlamento le impone una serie de reglas al monarca); Constituciones pactadas (se basan en el consenso y el pacto social); o Constituciones aprobadas por la voluntad de la soberanía popular (las reglas son elegidas por el pueblo).

En Argentina rige una Constitución aprobada en el año 1853 por una asamblea constituyente. La Constitución se formuló para finalizar las guerras civiles y pautar cierta organización nacional. Desde entonces, la constitución argentina ha sido reformada en varias ocasiones, la última reforma se realizó en 1994.

Esta constitución se encuentra compuesta por un preámbulo y dos partes normativas. La primera parte enumera las declaraciones, derechos y garantías, mientras que la segunda parte describe las autoridades de la Nación.

Formato para citar (APA)

“Constitución” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/constitucion/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *