Tamborilear

Tamborilear se refiere a la acción de dar golpecitos con los dedos repetidamente sobre alguna superficie. El nombre de este verbo proviene del sonido que surge al dar esos golpes que se asemejan al que haría un tambor. Y en relación con esto, también se le dice tamborilear a la acción de tocar el instrumento de percusión conocido como tamboril.

La palabra tamborilear se trata de un verbo en infinitivo de la esta acción. El tamborileo es justamente dar pequeños golpes con los dedos y de forma reiterada sobre alguna cosa. La acción de tamborilear puede ser intencional o incluso involuntaria, surge cuando estamos aburridos, impacientes o como acompañamiento de alguna canción.

El tamborilear consiste en hacer una imitación sonora de un tambor con nuestros dedos sobre algún objeto. El tamborilear puede hacerse con una superficie plana y rígida como una mesa o la pared e incluso con alguna parte de nuestro cuerpo como la rodilla. Tal como dijimos antes, tamborilear puede surgir en situaciones que nos causan inquietud, nervios o por la sola intención de seguir cierto ritmo.

Tamborilear es el efecto de hacer sonidos parecidos a un tambor.

Cuando procedemos a tamborilear nuestros dedos sobre alguna cosa puede tratarse de un reflejo nervioso de nuestro cuerpo. Por ejemplo: “Estaba esperando a que me llamaran para la entrevista y de los nervios empecé a tamborilear el reposa brazos de mi asiento”. Se trata de una conducta de lo más normal y corriente que surgen como una respuesta de nuestro lenguaje corporal ante determinadas situaciones.

Al efectuar estos pequeños golpes que simulan los sonidos que hace un tamboril, la persona libera un poco de tensión. Es la respuesta ante los nervios que le genera una situación estresante donde está a la espera de una noticia importante. Aunque también puede realizarse este golpeteo con intenciones de seguir el ritmo de alguna música que estemos escuchando.

Según lo antes dicho, podemos interpretar que tamborilear los dedos sobre algún objeto es una conducta impaciente. Mencionamos que es una respuesta típica ante una situación que nos produce nervios o estrés. Cuando vemos a alguien tamborilear sus dedos es muy probable que se encuentra ansioso por algo en específico.

Ejemplos de uso de tamborilear

  • “La profesora seguía tamborileando sus dedos en el escritorio esperando mi respuesta a su pregunta”.
  • “Juan empezó a tamborilear los dedos sobre sus piernas esperando la llamada sobre ese trabajo al que se postuló”.
  • “A María le gusta tanto escuchar esa música que en algunas partes se pone a tamborilear los dedos sobre lo que tenga a mano”.
  • “Oigo la lluvia tamborilear afuera”. (María la noche – Ana Cristina Rossi)
  • “Su corazón tamborilea y quiere salirse de su pecho”. (El dulce fruto de la primavera: Garcilaso y Guiomar – Valle Vaquero Serrano)

Sinónimos de tamborilear

repiquetear, redoblar, tamborear, repicar

Formato para citar (APA)

“Tamborilear” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/tamborilear/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *