Sexualidad

El concepto de sexualidad reúne las distintas características físicas y psicológicas que conforman a cada sexo. Aunque este concepto también puede hacer referencia a aquellas actividades y comportamientos del placer sexual. En este caso se incluyen tanto la representación sexual propia como los gustos y preferencias con respecto al acto sexual.

Desde una perspectiva más formal, podemos definir a la sexualidad como las distintas condiciones anatómicas, fisiológicas y/o psicológicas que describen a cada sexo. En este sentido, también se emplea esta misma palabra para referirse al apetito y placer sexual. Y por último, la sexualidad tiene que ver también con la orientación y/o preferencia sexual.

Hasta hace unas décadas, el significado de sexualidad se consideraba instintivo y característico de los animales y humanos. En este sentido, el comportamiento sexual era considerado algo puramente biológico cuyo objetivo era la reproducción. En la actualidad, la sexualidad es mucho más compleja y no se destina únicamente a la procreación.

La sexualidad describe todas las características y costumbres relacionadas al sexo.

Por eso, la definición de sexualidad humana propuesta por la OMS (Organización Mundial de la Salud) incluye los siguientes aspectos: El acto y las relaciones sexuales, el erotismo, la intimidad y el mismo placer sexual. Así, podemos experimentar o expresar nuestra sexualidad de diferentes maneras ya sea de forma ideal (deseos, fantasías y pensamientos) o con nuestras acciones.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, podemos distinguir distintos tipos de sexualidad según las preferencias de cada individuo. Así, podemos mencionar la heterosexualidad como la atracción hacia personas del sexo opuesto. Esto quiere decir que al hombre le atraen las mujeres y a las mujeres le atraen los hombres.

Otro tipo es la homosexualidad que se refiere a la atracción por personas del mismo sexo (hombres/hombres, mujeres/mujeres). Y luego se encuentra la bisexualidad que describe la sexualidad de aquellas personas que se sienten atraídas por ambos sexos. Además de estas existen otros tipos de sexualidad, por lo que se trata de un concepto en constante cambio.

Características de la sexualidad

La forma en que el concepto y el significado de sexualidad ha ido evolucionando a lo largo de la historia lo vuelven algo más que un concepto biológico. Así, la sexualidad es también una cuestión cultural y social que cobra diferentes significados alrededor del mundo. En este sentido, no todas las sexualidades son aceptadas de igual manera en diferentes países.

De igual manera, podría decirse que las características que adopta la sexualidad se encuentran fuertemente influenciadas por su entorno. Por eso tanto la sexualidad de cada individuo como las prácticas sexuales dominantes no son las mismas en todos lados. Aquí es donde entra de nuevo el factor cultural y social vinculado a la sexualidad y las formas en que ésta se presenta.

Sin embargo, es necesario mencionar que, a pesar de las influencias socioculturales, la sexualidad se define a nivel individual. Esto quiere decir que la sexualidad de cada persona es una decisión personal y no es algo fijo, puede variar con el tiempo. Así definimos nuestra identidad y orientación sexual, nuestras costumbres y preferencias, y el uso que hacemos de la sexualidad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *