Riesgo laboral

El riesgo laboral hace referencia a todos aquellos peligros existentes en el espacio de trabajo y en el desarrollo de las tareas laborales. De esta manera, el concepto de riesgo laboral engloba todos los posibles accidentes, peligros, situaciones y riesgos de trabajo. Se trata de los peligros que pueden afectar al trabajador durante el desempeño de sus tareas laborales.

Aunque en un principio este concepto señala cualquier tipo de accidente que atenta contra la integridad del trabajador, se pueden enumerar distintos tipos. Esto significa que los riesgos laborales pueden clasificarse siguiendo una serie de consideraciones en: Riesgos internos, externos, mixtos, puntuales o continuos.

A este respecto resulta necesario describir en qué consisten cada uno de estos riesgos laborales. Los riesgos laborales internos son aquellos que se producen dentro del lugar de trabajo o en las instalaciones del empleador. Como ejemplo de este tipo de riesgo laboral podemos mencionar los que se encuentran en las fábricas y talleres industriales.

El riesgo laboral contempla los accidentes y riesgos que corre un trabajador al desempeñar sus tareas.

En el caso de los riesgos laborales externos, estos son los que se producen fuera del lugar de trabajo. Como ejemplo podemos mencionar aquellos trabajos donde algunas tareas se realizan en la calle. Este tipo de riesgo laboral se caracteriza por ser bastante impredecible porque depende de factores que no podemos controlar.

Luego tenemos los riesgos laborales mixtos que combinan los dos tipos anteriores y apuntan a trabajos dentro y fuera del lugar de trabajo. A continuación tenemos los riesgos puntuales que señalan peligros que se producen casualmente. Y los riesgos laborales continuos son todos aquellos que se producen a lo largo del tiempo o con frecuencia.

Estos tipos de riesgos laborales se presentan como los principales y más comunes que pueden suceder. Sin embargo, debemos considerar que los riesgos laborales dependen en gran medida del espacio de trabajo y la actividad desarrollada. Por lo que la clasificación de riesgos laborales se basa principalmente en esos dos factores.

Formas de prevenir riesgos laborales

Se le llama PRL, Prevención de riesgos laborales, al conjunto de medidas y planes de seguridad laboral. Estas medidas, tal como su nombre lo indica, sirven para detectar y prevenir todo tipo de situación riesgosa en espacios laborales. El objetivo de estas medidas apunta a disminuir o eliminar los peligros y riesgos que suponen las tareas laborales.

Estas medidas de prevención se encuentran reguladas por diferentes entes en la gran mayoría de países. La prevención de riesgos laborales se lleva a cabo mediante cursos especializados en estos temas destinados al personal y a los empleadores. Las medidas que propone la PRL incluye: actualización de instrumentos y maquinarias, cambiar las metodologías de trabajo y mejorar las infraestructuras.

También se tienen en cuenta todos aquellos factores que suponen peligro para los trabajadores. Por ello deben considerarse todos los aspectos posibles para reforzar la seguridad en el espacio de trabajo y de las actividades laborales. Para asegurar esto se suele contratar un técnico en la materia o bien tercerizar con una empresa especializada.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *