Integridad

La palabra integridad hace referencia a la calidad de íntegro, señala la cualidad de este adjetivo. El origen de la palabra integridad deriva del término integritas o integratis del latín que significa totalidad, buen estado. El adjetivo del que deriva esta cualidad se refiere a algo entero, que no ha perdido su esencia, permanece intacto.

Al analizar las raíces de los vocablos que conforman la palabra integridad nos encontramos con un significado etimológico interesante. De esta manera, esta palabra se compone por los vocablos in y tangere que significa no y alcanzar o tocar respectivamente. Así podemos concluir que el significado de este término se refiere a cierta pureza que aún no ha sido contaminada con nada dañino.

Teniendo en cuenta este análisis etimológico sobre la palabra integridad podemos decir que se refiere a una pureza física, moral o espiritual. Así podemos referirnos a la integridad de nuestra salud, de nuestras convicciones, entre otras cosas. La integridad señala el estado completo, pleno de una cosa que no ha sido modificada en forma alguna.

La integridad se refiere a la cualidad de algo que se encuentra completo.

Cuando usamos la palabra integridad para referirnos a alguien podemos señalar diferentes cuestiones. Así, podemos hablar de la integridad de alguien refiriéndonos a lo honesto o educado que es. Pero también podemos señalar lo respetuoso que es con los demás y para sí mismo, su responsabilidad, disciplina, su lealtad y correctitud.

Aunque, lo más normal cuando usamos la palabra integridad refiriéndonos a una persona sea para señalar su entereza moral. En este concepto se incluyen cualidades como la honestidad, la responsabilidad, la disciplina. Pero también señala una conducta correcta, intachable, que no se puede doblegar de ninguna forma.

Por esta razón y considerando las cualidades que contempla, la integridad es un valor sumamente importante. Las personas que demuestran tener entereza moral, ser honradas y comportarse con rectitud causan admiración en los demás. Es sabido que las personas así son dignas de confianza, ya que se comportan de manera honorable.

Otros tipos de integridad

Entre los derechos humanos fundamentales se encuentra uno que se refiere a la integridad física o personal. Este derecho hace referencia a que la persona no debe ser sometida a ningún tipo de vulneración hacía su persona. Con vulneraciones nos referimos a ningún tipo de lesión, tortura, tratos inhumanos o incluso la muerte.

Con esto entendemos que la integridad física señala un estado saludable, el estar completo sin daño de ningún tipo. Se describe como persona íntegra a alguien que no permanece en una única actividad sino que rota por diferentes áreas del conocimiento. De esta manera, una persona íntegra cuenta con una gran variedad de aptitudes y capacidades.

Decimos que contar con integridad moral es poseer una cualidad que nos permite tomar decisiones y resolver problemas de manera responsable. Esto quiere decir, que una persona con integridad se hace cargo de sus problemas y se responsabiliza por ellos. Esta integridad se basa en las ideas, las creencias, la conducta y forma de ser de cada persona.

Sinónimos de integridad

honradez, rectitud, decencia, pureza, plenitud

Antónimos de integridad

corrupción, deshonestidad

Formato para citar (APA)

“Integridad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/integridad/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *