De Significados
Educación

Pedagogía crítica

La pedagogía crítica designa un conjunto de técnicas que apuntan a una metodología de enseñanza que fomente el pensamiento crítico. En general, la pedagogía es la disciplina que engloba conocimientos y métodos recomendados para la enseñanza. De esta manera, la pedagogía crítica se diferencia en su objetivo de sumarle un enfoque crítico a la enseñanza.

Origen de la pedagogía crítica

Dentro de la pedagogía existen diferentes áreas y corrientes que abordan enfoques específicos de esta disciplina. Entre ellas se encuentra la pedagogía crítica que surgió como una propuesta educativa para que los estudiantes se cuestionen lo que aprenden. Es decir, en vez de limitarse a enseñar contenidos se busca que los estudiantes indaguen y debatan.

A pesar de todo, se trata de una corriente pedagógica bastante reciente y novedosa. Sus principales exponentes son los especialistas Paulo Freire, Henry Giroux y Peter McLaren. En gran parte, la pedagogía crítica fundada por estos especialistas se basó en las propuestas filosóficas del filósofo alemán Karl Marx.

La pedagogía crítica es una metodología de enseñanza que fomenta el pensamiento crítico.

De esta manera, el principio de la pedagogía crítica se basa en la importancia de lograr que los estudiantes se involucren y participen en su contexto inmediato. Es decir, lograr que reconozcan lo que sucede en su contexto social, que opinen, reflexionen y actúen dentro del mismo. Así, la pedagogía crítica promueve un proceso de aprendizaje que impacta en la transformación social.

En este sentido, esta corriente pedagógica apunta a que los estudiantes logren desarrollar sus pensamientos críticos. Para ello se apoyan en un enfoque ético y político a la hora de analizar la realidad social que genere interrogantes y reflexiones. A su vez, esto permitirá que los individuos se reconozcan a sí mismos y su participación en la realidad social.

Características de la pedagogía crítica

Al promover el desarrollo del pensamiento crítico en los estudiantes, la pedagogía crítica se caracteriza por transformar el sistema educativo tradicional. Esto se debe a que presenta un método de enseñanza que fomenta a los estudiantes a cuestionarse lo que estudian. También les sugiere que reflexionen sobre la realidad social y las prácticas sociales a las que adhieren.

Desde esta perspectiva, la pedagogía crítica impulsa los cambios sociales cuando se cuestionan los procesos existentes. Se ha pensado a la pedagogía crítica como una práctica educativa ética y política. Incluye métodos de enseñanza que parten de un enfoque analítico para transformar las prácticas y valores educativos.

Aunque parezca una metodología de enseñanza radical o revolucionaria no busca cambiar el sistema de enseñanza tradicional. Por el contrario, la pedagogía crítica pretende transformar la enseñanza con propuestas que fomenten el desarrollo humano. El lema de esta corriente pedagógica es “enseñar a aprender” y esto abarca a todos los integrantes de la comunidad educativa.

Teniendo esto en cuenta, cabe mencionar que el objetivo de la pedagogía crítica es formar intelectuales y profesionales críticos. Con esto nos referimos a que cuenten con autonomía creativa, que puedan reconocer y resolver problemas de forma constructiva. A la vez se pretende que sean capaces de plantear alternativas y lleguen a un consenso por medio del diálogo.

Esta rama de la pedagogía apunta a transformar el sistema educativo tradicional.

La pedagogía crítica debería apuntar a un estilo consensual y propositivo que promueva una reflexión colectiva a nivel institucional. Es decir, que incluya a todos los ámbitos y relaciones de la comunidad académica ya que todos participan en el proceso educativo. Además, todas esas relaciones terminan formando actitudes, capacidades o valores de una u otra forma.

Enfoque de la pedagogía crítica

Según lo que hemos desarrollado hasta el momento podemos decir que la pedagogía crítica es una filosofía de enseñanza progresiva. En este sentido, su objetivo busca desarrollar el pensamiento crítico en los estudiantes. Esto tendrá por resultado individuos que sean capaces de analizar y cuestionar su realidad, la desigualdad y las estructuras de poder en la sociedad.

Desde esta perspectiva se hace hincapié en la responsabilidad social de la educación que funciona como un motor del progreso. De esta manera, la pedagogía crítica fomenta que los estudiantes desarrollen una conciencia despierta y curiosa sobre su realidad. Así, gracias a la pedagogía crítica se forman ciudadanos activos y comprometidos con la realidad social en la que se insertan.

A raíz de esto podríamos decir que la pedagogía crítica aborda la educación desde un enfoque político. Y es que se considera que la educación no debería ser neutral ante lo que sucede en el mundo. La idea es que se les enseñe a los estudiantes a contar con una visión crítica sobre el conocimiento en general.

Sobre esto último se ha pronunciado Paulo Freire, uno de los fundadores de la pedagogía crítica. Freire señala que la educación puede emplearse como un instrumento de domesticación o de liberación. Por ello no puede ser neutral y debe liberar al individuo desarrollando su pensamiento crítico.

La pedagogía crítica es una forma de enseñanza progresiva enfocado en la responsabilidad social de la educación.

¿Cómo se aplica la pedagogía crítica?

Ya hemos mencionado los principales aspectos y objetivos de esta corriente pedagógica, pero solo desde una perspectiva teórica. Por ello, si hablamos de cómo se aplica a la hora de enseñar podemos decir que el docente debe estimular la conciencia de los estudiantes. Esto busca despertar su interés por la realidad social y alentarlos a construir conocimientos desde sus experiencias.

Ahora bien, para lograr esto el profesor debe problematizar el mundo armando situaciones donde pueda darse el proceso de aprendizaje. Con una metodología como esta, los estudiantes comienzan a reflexionar y comprender su realidad fácilmente. De esta manera, los estudiantes comenzarán a identificar problemas y buscarán posibles soluciones o alternativas.

Lo más útil con esta metodología consiste en plantear problemas o problematizar la realidad misma de los estudiantes con distintas preguntas. En este método se pueden identificar una serie de etapas: describir el contenido discutido, definir el problema, personalizar ese problema, discutir y desarrollar posibles soluciones para el mismo.

Una de las principales herramientas que debe emplear el docente es el diálogo durante este proceso de aprendizaje. Es a través del diálogo que podrá sentar las bases de un compromiso mutuo con sus estudiantes y todos los vinculados en este proceso. También resulta muy útil promover la autonomía de los estudiantes para que sean responsables de su aprendizaje.

Para lograr su objetivo, la pedagogía crítica busca estimular la consciencia de los estudiantes.

Por último, la pedagogía crítica se basa en los siguientes principios: una comunicación horizontal, la contextualización de la educación, la evolución de la realidad social y la participación social. El contenido que se enseña varía según los intereses y necesidades de los estudiantes que también participan en los objetivos de este proceso de aprendizaje.

Durante el proceso de aprendizaje se pueden emplear diversos materiales didácticos según los contenidos que se aborden. Estos materiales pueden ser propuestos tanto por el docente como por los estudiantes. Aquí se incluyen desde experiencias propias de los participantes hasta lecturas, material audiovisual o noticias de actualidad.

En todo proceso de aprendizaje debe haber alguna instancia evaluativa, en la pedagogía crítica se valoran las producciones de los estudiantes. Aquí se incluyen desde los cuestionarios o exámenes que realizan hasta las presentaciones o reflexiones que hacen. Pero también existen instancias autoevaluativas o incluso de evaluación entre pares, existe una retroalimentación y una calificación.

La pedagogía crítica según Paulo Freire

Entre los fundadores de esta corriente pedagógica se encuentra el filósofo y pedagogo brasileño Paulo Freire. Si bien se mencionan otros fundadores de la misma, se le atribuye a Freire la clara conceptualización de esta pedagogía. Freire considera a la pedagogía crítica como libertadora y como lo opuesto a la educación tradicional.

Paulo Freire es uno de los principales exponentes de esta corriente y quién la conceptualizó.

Esta corriente pedagógica señala que la educación es un acto político más allá de si los docentes o los estudiantes son conscientes de eso. En este sentido, la metodología, los materiales y hasta los contenidos se seleccionan con un enfoque político. Así, la selección política de esto la realizan los profesores, las instituciones educativas y quienes se encuentran en el poder.

Cada país cuenta con diferencias socioeconómicas en materia de educación que puede incluso tener una finalidad opresiva. Esto se refleja directamente en la educación de las diferentes clases, los trabajos a los que pueden acceder y las remuneraciones que obtienen. Las clases más bajas cuentan con conocimientos y estudios bajos, las altas acceden a estudios superiores y son dueñas de los medios de producción.

Por esta razón, el objetivo al que apunta la pedagogía crítica es superar esa opresión con una conciencia crítica. Es lo que Paulo Freire definió como conscientização y motiva a que las personas busquen el cambio social. Para conseguir este cambio social deben realizar una crítica social y realizar acciones políticas en pos del mismo.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la pedagogía crítica?

La pedagogía crítica consiste en un conjunto de técnicas para una metodología de enseñanza que fomenta el pensamiento crítico. De esta manera, esta corriente de la pedagogía recomienda diferentes conocimientos y métodos para la enseñanza.

¿Cómo se originó la pedagogía crítica?

En un principio, la pedagogía crítica surgió como una propuesta didáctica para que los estudiantes cuestionen lo que aprenden. Así, esta metodología no solo se centra en enseñar contenidos sino que alienta el debate y la reflexión. Entre los principales exponentes de la pedagogía crítica se encuentran Paulo Freire, Henry Giroux y Peter McLaren.

¿Cuáles son las principales características de la pedagogía crítica?

Esta metodología busca transformar el método tradicional de enseñanza alentando a los estudiantes a reflexionar sobre la realidad y cuestionarse lo que estudian y lo que sucede. Cuenta con un enfoque analítico ya que aborda la educación desde un enfoque ético y político para fomentar el desarrollo humano.

¿Cómo se aplica la pedagogía crítica?

Los docentes que adhieren a esta corriente pedagógica deben estimular la consciencia de sus estudiantes para despertar su interés por la realidad social. Por lo general, esto se hace planteando preguntas o problemas que los afectan directamente para pensar, discutir y buscar diferentes soluciones. Además buscan fomentar la autonomía de los estudiantes, pueden emplear diversos materiales didácticos y métodos de evaluación.

¿Cómo es la pedagogía crítica según Paulo Freire?

Paulo Freire es uno de los principales exponentes de esta corriente pedagógica y el responsable de su conceptualización. Así, Paulo Freire considera que esta pedagogía se opone a la educación tradicional, es libertadora y considera a la educación como un acto político.

Formato para citar
"Pedagogía crítica". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/pedagogia-critica/ Consultado: 16 de mayo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *