Hostilidad

La hostilidad hace referencia a la acción o cualidad de hostil, una postura defensiva y hasta reaccionaria ante alguna cosa. Por lo general la hostilidad se asocia con una reacción negativa frente a algo o alguien. En este sentido, la hostilidad se demuestra con mantener la distancia, cierto menosprecio y hasta actitudes violentas contra el objeto que la provoca.

La palabra hostilidad deriva del término hostilitas del latín que señala la cualidad de hostil. El término original hacía referencia a una actitud provocativa, negativa y contraria hacia otra persona o ser vivo. Este sentimiento de hostilidad no siempre nace por una cuestión particular, en muchos casos surge sin motivos o causas aparentes.

Para la psicología, la hostilidad es una manera de experimentar negación e incluso rechazo social cargado de ira internamente. El psicólogo estadounidense George Kelly definió a la hostilidad como una negación absoluta a reconocer una evidencia. De esta manera, la persona hostil busca imponer su opinión aunque esté errada de cualquier forma posible.

Es la cualidad de ser hostil.

En base a la definición de Kelly sobre hostilidad se derivan dos posibles traducciones. En primer lugar señala el empeño continuo por validar una idea o proposición que se ha probado como errónea. Este empeño se suele continuar incluso cuando diferentes propuestas han sido descartadas e invalidadas.

Lo más común es que la hostilidad genere una conducta un tanto abusiva o agresiva que se refleja en actos de violencia física o emocional. La hostilidad puede estar dirigida a otra persona, un grupo de integrantes o a una cantidad mayor. Cuando la hostilidad es de una persona a otra se produce una especie de enfrentamiento entre ambos.

Además, tal y como mencionamos antes, el sentimiento de hostilidad puede estar dirigido hacia otras personas. De esta manera, la hostilidad puede estar dirigida a un grupo o sector social y hasta otro país con todo lo que lo represente. Como tal, la hostilidad se demuestra o reconoce de diferentes formas, ya sea con señales que la delaten o incluso con pruebas.

Características de la hostilidad

Tal como mencionamos, la hostilidad puede presentarse como diferentes formas de comportamiento. De esta manera, puede ocurrir que se esconda tras actitudes sutiles, indirectas o frases burlonas así como también tras mucha antipatía. Aunque en algunas ocasiones dicha hostilidad se demuestra abiertamente con acciones o palabras inoportunas o intimidantes.

A la hostilidad se la puede definir como una actitud social caracterizada del tipo emocional cognitivo. La misma se asocia, generalmente, con el disgusto, el rencor o el resentimiento que provocan actitudes y reacciones negativas que buscan descalificar a otros. Así, lo más común es recurrir a una hostilidad que se resguarda en la violencia física y en las violaciones.

La aversión que nos producen los demás se basa generalmente en el análisis de información o posturas contrarias a la propia. Esta cualidad se relaciona con emociones primarias y básicas como el amor, el humor, la felicidad. La disciplina que analiza este concepto y fenómeno se asocia con la que estudia la agresividad y la ira puesto que se trata de sentimientos similares.

Formato para citar (APA)

“Hostilidad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/hostilidad/ [Consultado: ].