Hostil

El adjetivo hostil se usa para describir ciertas actitudes o acciones contrarias hacia algo o alguien. Pero más específicamente señala ciertas actitudes agresivas o desagradables hacia una cosa o persona. Este adjetivo deriva de la palabra hostilidad que señala aquellas reacciones agresivas que atentan contra algo o alguien.

De esta manera podemos señalar que la hostilidad puede presentarse de diferentes formas y a múltiples fuentes. También resulta importante señalar que el nivel de hostilidad que sentimos hacia algo puede variar ya que es principalmente subjetivo. Aunque la hostilidad depende de distintos factores, puede contar con diversas causas o motivaciones.

Las actitudes hostiles pueden presentarse en diferentes ámbitos de nuestra vida cotidiana y por distintos motivos. Sin embargo, la hostilidad resulta mucho más frecuente en aquellas personas que tienden tendencias agresivas y violentas. En este sentido, estas personas suelen sentir rechazo y hostilidad hacia aquellas cosas que le generan desconfianza o no aprueban.

La palabra hostil describe a alguien que tiene actitudes agresivas y contrarias hacia algo o alguien.

A pesar de ello, los especialistas en materia de psicología y sociología tienen ciertas teorías con respecto a la hostilidad. Según los especialistas, la hostilidad se presenta como una exteriorización de las inseguridades y miedos más profundos de las personas. De esta manera, esas inseguridades y miedos se terminan exteriorizando de formas agresivas, tanto verbales como no verbales.

Por otra parte, la hostilidad que sentimos hacia algo o alguien puede surgir de manera voluntaria y con razones específicas. Pero también puede suceder que las actitudes hostiles se presenten inconsciente e involuntariamente. En estos casos, a la persona hostil le cuesta dominar sus acciones y se vuelve un tanto irracional.

También podríamos relacionar la hostilidad con ciertas muestras de disconformidad, cosas que nos causan desagrado o rechazo. En estos casos podemos saber o no por qué esas cosas nos generan hostilidad, pero no siempre sabemos cómo lidiar con esta hostilidad. Aquí se conjugan una serie de factores que terminan condicionando la forma en que reaccionamos ante lo que nos genera hostilidad.

Aspectos y características de la hostilidad

La hostilidad parece haber estado ligada a la naturaleza del ser humano desde siempre, aunque podría ser algo instintivo porque otros seres vivos también la experimentan. Aunque los animales, por ejemplo, sienten hostilidad principalmente cuando se sienten amenazados.

Los seres humanos suelen sentir hostilidad ante aquellas cosas que no conocen, no entienden o perciben como diferentes. Por ello no es de extrañar que exista mucha hostilidad entre diferentes grupos étnicos, raciales y sociales, por ejemplo. De cualquier manera, la hostilidad es un sentimiento negativo que tiene causas y consecuencias dañinas en todo sentido.

Las formas más comunes de demostrar hostilidad son posturas defensivas, agresión verbal y física. Aquellas personas que sienten hostilidad tienden a irritarse o enojarse cuando algo les genera hostilidad y no siempre pueden controlarlo. La forma en que expresamos nuestra hostilidad puede variar de acuerdo al grado de intensidad y la situación en sí.

Sinónimos de hostil

adverso, contrario, enemigo, rival

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *