Saltar al contenido

Estructura del cuento

Cuando hablamos de la estructura del cuento, nos referimos a las principales partes que lo conforman. Así, tanto en un cuento como en otros géneros literarios podemos distinguir la siguiente estructura: La introducción, el nudo y el desenlace. De esta forma, la introducción es el inicio de la historia, en el nudo se desarrolla el conflicto que se resuelve en el desenlace.

Aunque estas partes suelen encontrarse diferenciadas dentro de un cuento, no siempre se respeta dicha estructura u orden. A este respecto, algunos cuentos o relatos pueden empezar por el final y avanzar de forma retrospectiva hacia la introducción, por ejemplo. O bien los hay que comienzan por el final y luego desarrollan la historia donde empiezan los hechos.

Por lo que podemos mencionar que, a pesar de la estructura formal de los cuentos, cada autor decide cómo narrar su historia en definitiva. En algunos casos puede variar esta estructura a modo de estrategia narrativa. Con esto nos referimos a que el autor busca la mejor manera de contar su historia manteniendo la atención de sus lectores.

La estructura del cuento se refiere a las partes que componen esta historia.

Donde más se suele respetar la estructura formal del cuento es en los cuentos infantiles. Por lo que la estructura de un cuento, además de las decisiones creativas del autor, dependen del público al que se destina y también del género que aborda. Mientras más experimentados sean los lectores, más puede jugar el autor con la narrativa del cuento.

Ahora bien, la introducción de un cuento es el inicio o presentación de la historia que se narra. Así, en la introducción es donde comienza la historia, donde se presentan a los personajes y el escenario en el que interactúan. También es donde se acentúa el tiempo narrativo y el tipo de narrador presente en la historia.

Cuando la historia ya se ha presentado correctamente puede presentarse la tensión que conformará el nudo del cuento. Esta es la parte central donde tiene lugar el conflicto que moviliza la historia del cuento. Para identificar el nudo del cuento debemos considerar algo que altera la realidad que nos presentaron en la introducción.

Las partes del cuento

Ya mencionamos cuáles son las partes que componen la estructura de un cuento y desarrollamos la introducción y el nudo. Por lo que nos resta hablar del desenlace, pero antes es importante mencionar que las tres partes están conectadas entre sí para darle sentido a la historia en su conjunto.

Así, la introducción nos presenta y contextualiza en la historia, en el nudo se presenta el conflicto y cómo se va desarrollando. En el desarrollo del nudo se nos puede anticipar o dar ciertos indicios que nos llevan al desenlace del cuento. El desenlace es donde se resuelve el conflicto de la historia que se desarrolló en el nudo.

Cuando hablamos del desenlace nos vamos acercando al final de la historia, el cual puede tomar distintas formas. De esta manera, los finales pueden ser felices o tristes y en lo posible debe ser lo más cerrado posible. Aunque dependiendo del autor, el género y el público, un cuento puede tener un final abierto o inconcluso.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.