Saltar al contenido

Nudo de Salomón

El nudo de Salomón se trata de un símbolo con diseño simple donde aparecen dos bucles entrelazados. Este símbolo ha sido un motivo decorativo de la arquitectura antigua que se remonta incluso a la Edad de Piedra. Ha sido adoptado como un símbolo cristiano y se ha encontrado en numerosas iglesias medievales.

Al tratarse de un símbolo tan recurrente presente en numerosas iglesias, se cree que contaba con un simbolismo que todos conocían. Como tal, este símbolo ha sido usado en distintas épocas históricas y en numerosas culturas de todo el mundo. A raíz de esto, se estiman múltiples interpretaciones acerca de su significado.

Por tratarse de un diseño que se usaba con frecuencia en las antiguas sinagogas se lo terminó asociando con el rey Salomón. La historia del símbolo y el rey Salomón se basa en una leyenda donde Salomón recibió un anillo con este símbolo por parte de un Arcángel. Según la leyenda, este anillo le otorgaba a Salomón poder sobre los demonios.

El nudo de Salomón era un motivo decorativo recurrente en la arquitectura antigua.

Aunque también se ha asociado popularmente este símbolo con la estrella de David, un nudo sin fin o un pentagrama. El poder del nudo de Salomón frente a los demonios se basaba en su carácter infinito. En este sentido, los demonios se caracterizan por ser curiosos y seguir una línea cuando se topan con una.

Como el nudo de Salomón era infinito el demonio terminaba atrapado en este símbolo. También se creía que el carácter infinito de este símbolo representa la eternidad y la inmortalidad. En estos casos, se lo asocia con un nudo sin fin de los que se encuentran en el budismo, aunque estos suelen ser más complejos.

Otro uso histórico de este símbolo se encuentra asociado con los canteros italianos medievales llamados maestros comacini. Ellos lo usaban a modo de sello y le atribuían un significado místico. Lo consideraban un símbolo de la relación entre el espacio y el tiempo, así como del movimiento eterno.

Historia y usos

Tal como hemos mencionado, el nudo de Salomón es un símbolo antiguo que data desde la Edad de Piedra. Fue bastante popular durante la Edad Media cuando empezó a aparecer en numerosas iglesias. Por eso ha sido asociado a la historia legendaria y mágica de templarios así como con rituales judaico cristianos.

En estos últimos casos, se cree que el símbolo representaba el papel de la sabiduría para llegar a la cima del poder. De acuerdo a los lugares en los que se ha encontrado este símbolo, se cree que se usaba bien como motivo decorativo e incluso como símbolo protector. También vale mencionar las distintas formas geométricas con los que se ha representado este símbolo (rectangular, redondeada, picuda y lineal).

Ha sido incluido en repertorios decorativos por su carácter simple desde el siglo XIII. Otro nombre con el que se conoce a este símbolo es el de la divina inescrutabilidad. Se lo ha llegado a considerar un símbolo protector debido a las zonas estratégicas en la que se encontraba en varios de esos templos medievales. En estos casos, se cree que servía para alejar el mal o puede que para propiciar el bien.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.