Saltar al contenido

La palabra dogmático describe todo aquello perteneciente o relacionado con el dogma. En este sentido, al calificar algo como dogmático se lo está afirmando presentando como una verdad innegable. Es decir, aquello que se describe como dogmático es un hecho establecido, incluso cuando se trata de algo discutible.

Esta palabra deriva del término dogmatikós del griego y, generalmente, se refiere a la persona que postula sus opiniones como si fueran verdades universales incuestionables. Al hacer esto, la persona dogmática no aporta fundamentos sobre estas opiniones ni da lugar a debatirlas. Lo más importante del dogmatismo es su carácter de universalidad y dichas afirmaciones suelen ser válidas para otros más allá de su postulador.

Un claro uso de este adjetivo puede darse en materia de las religiones ya que aquí se implementan diversos dogmas. De igual manera, los dogmas religiosos son aceptados y se creen ciegamente por parte de sus seguidores. Aquellos que cuestionan los dogmas suelen ser silenciados o marginados de la religión.

La palabra dogmático se refiere a aquello relacionado o perteneciente a un dogma.

Y siguiendo con el tema de los dogmas religiosos, podemos mencionar la teología dogmática. Esta disciplina puede describirse como el estudio de lo divino ya que se interesa en la divinidad, sus diferentes atributos y perfecciones. Para ello, la teología dogmática parte de principios revelados, o dogmas religiosos, que son aceptados por la fe.

A pesar de esta creencia general, existen algunos teólogos y pensadores que tienen otra perspectiva sobre la fe y el dogmatismo. San Agustín de Hipona consideraba que se basaba más bien en la relación entre fe y razón. Según San Agustín estos elementos son complementarios a la hora de buscar la verdad.

Siguiendo el pensamiento de San Agustín, él decía que la fe busca mientras que el entendimiento encuentra. Este teólogo mencionaba que el rol del intelecto no consistía en fundamentar la existencia de Dios. Sin embargo, sí podía considerarlo como un medio para acercarse a Dios y aceptar la fe.

El dogmatismo y la filosofía

Para la filosofía, lo dogmático es aquel pensamiento que busca establecer un conocimiento necesario y universal. Dicho pensamiento resulta independiente del mundo físico y por ello se trata más bien de algo metafísico. El filósofo prusiano Immanuel Kant solía hablar de algo a lo que denominaba sueño dogmático, que se trataba del sueño de la razón.

Este sueño dogmático busca conocer de forma inmediata la esencia de todas las cosas pero dejando de lado los sentidos. En cierta forma, el sueño dogmático se trata de una forma de intuición a la que acceden los seres divinos. Por esta misma razón, cabría mencionar que el sueño dogmático excede los límites de las facultades cognoscitivas del ser humano.

A este respecto, no es de extrañar que los hombres cuenten con una intuición limitada y solo pueden conocer a través de los sentidos. Siguiendo esta línea, la metafísica que no considera la dimensión empírica del conocimiento es más bien dogmática. Esto se debe a que los conceptos deben fundamentarse a través de la experiencia para constituir conocimientos científicos.

Formato para citar
"Dogmático". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/dogmatico/ Consultado: 23 de noviembre de 2023.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *