Apnea del sueño

Apnea del sueño es el término que se utiliza para describir un trastorno muy común que sufren algunas personas y ocasiona respiraciones pausadas o superficiales durante el sueño. Normalmente cuando aparece la apnea del sueño no tiene una duración establecida, y concluye de forma estridente con un ronquido fuerte o un sonido similar al de un sujeto atragantándose.

El problema de la apnea del sueño tiende a ser crónico. Con el paso del tiempo los ataques se hacen más frecuentes y fuertes. Las pausas en la apnea del sueño pueden durar entre algunos pocos segundos y varios minutos. Pueden aparecer más de 30 veces en una hora, y por lo general la respiración regresa a la normalidad.

sueño-apnea

Apnea del sueño

La apnea del sueño es un problema que afecta el descanso, alterando los ciclos de sueño. Cuando una persona sufre de una pausa en la respiración, se pasa de un sueño profundo a uno liviano. Esto ocasiona que el sueño sea de mala calidad y la persona se encuentra cansada durante el resto del día. Una de las principales razones por las cuales la gente siente cansancio durante el día es la apnea del sueño, por eso es importante ir al médico en caso de percibir este tipo de trastorno.

La apnea del sueño muchas veces no es diagnosticada. Los doctores no pueden detectar este inconveniente en la salud del paciente en una consulta corriente, además no existen pruebas de sangre que detecten el trastorno. Para diagnosticar apnea del sueño hay que realizar estudios de sueño, llevan tiempo y son costosos.

Muchos pacientes desconocen que sufren de apnea del sueño porque únicamente ocurre durante el sueño, por lo tanto no están despiertos y conscientes para darse cuenta. Normalmente es un pariente, amigo o pareja el primero en detectar que el paciente sufre de respiraciones superficiales durante el sueño.

La apnea del sueño más común se llama apnea obstructiva del sueño. En este tipo de apnea las vías respiratorias se estrechan o bloquean durante el sueño ocasionando una respiración pausada o superficial. Cuando el paciente intenta respirar, el aire que consigue pasar por la zona obstruida causa ronquidos fuertes. La apnea obstructiva suele afectar con mayor frecuencia a personas con sobrepeso, pero es posible que afecte incluso a personas con un estado físico dentro de los límites saludables. También las amígdalas inflamadas pueden ocasionar esta apnea.

Otro tipo de apnea del sueño, pero menos normal, se llama apnea central. En este caso la parte del cerebro encargada de la respiración no envía las señales correctas y los músculos respiratorios se comportan de forma inadecuada. La consecuencia evidente es que la persona no hace ningún tipo de esfuerzo por respirar durante períodos cortos. La apnea del sueño es un problema crónico de salud que requiere atención especializada. En caso contrario puede traer numerosos problemas de salud derivados del cansancio y el mal sueño.

Sinónimos de apnea del sueño

asfixia

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *