Compras

Cuando hablamos de compras nos referimos a la acción de comprar o bien a aquellas cosas que compramos. Se trata del sustantivo en plural de la palabra compra y como tal se puede emplear en distintos contextos, desde cotidianos hasta empresariales. Hacer compras se refiere a adquirir algún bien a cambio de un precio establecido por su productor y/o vendedor.

Considerando que la palabra compra deriva en cierta forma del verbo comprar se la puede utilizar de ambas formas. Es decir, podemos usar esta palabra para referirnos a la propia acción de comprar algo. Así como también la podemos utilizar para referirnos a esos productos que hemos adquirido.

Podríamos decir que la acción de comprar se encuentra entre las más antiguas de la humanidad. Como tal se vincula estrechamente con la satisfacción de nuestras necesidades básicas y uno de los pilares fundacionales de la economía. Las acciones de comprar y vender son las que sustentan la oferta y demanda que caracteriza a la economía.

La palabra compras señala tanto la acción de comprar como los bienes que se han adquirido.

Tal como mencionamos anteriormente, el uso en plural de esta palabra obedece a distintos contextos y situaciones. Así, algunos hispanohablantes acostumbran a usar la expresión ir de compras cuando van a comprar bienes. También se puede decir hacer las compras y se les llama compras a aquellos productos que se han adquirido.

Cuando nos referimos a la acción de comprar un producto estamos señalando un intercambio de tipo económico. En este intercambio un individuo adquiere un producto por parte de otro individuo a cambio de una suma de dinero. La compra, en este sentido, es la acción opuesta y complementaria a la venta de ese mismo producto.

Aunque se trata de la acción opuesta y complementaria, ambos procesos van de la mano y hasta se los contempla en conjunto. La compra no puede existir sin la venta, lo mismo que ocurre con los otros conceptos económicos de oferta y demanda. En estos intercambios económicos participan dos agentes, el comprador y el vendedor.

Aspectos y características

Los agentes que intervienen en el proceso de una compra cuentan con ciertas características y funciones determinadas. Así, el comprador es la persona física o jurídica que desea el bien o servicio a adquirir y quién pagará el precio establecido por ello. El vendedor es quien ofrece dicho bien o servicio deseado por el comprador y quien establece el precio correspondiente.

Cuando ambos agentes llegan a un acuerdo sobre ese bien o servicio se efectúa la compraventa del mismo. Además de estos agentes pueden participar intermediarios que representan a una u otra parte. Por otra parte, las compras se pueden clasificar de acuerdo al tipo de consumidor recurrente en el mercado.

Los tipos de compras que los especialistas han clasificado son: Compra habitual, compra impulsiva, compra por descarte, compra variada y compra compleja. Las compras también pueden clasificarse según el medio de pago utilizado por el comprador en: Compra al contado o en efectivo y compra a crédito.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *