Leasing

La palabra inglesa leasing se refiere a un contrato para arrendar bienes de equipo donde se prevé la opción de compra. También llamado arrendamiento financiero, el leasing es una especie de alquiler con derecho a compra cuando se termina el contrato. Otro nombre con el que se conoce a este tipo de contrato es arrendamiento o leasing operativo.

De esta manera, el leasing se efectúa entre dos partes donde una de ellas pone a disposición de la otra un bien. Este bien se alquila a cambio de cuotas que son pautadas previamente durante un período de tiempo determinado. El leasing es un arrendamiento de carácter formal y como tal conlleva ciertos derechos y obligaciones.

Entre los derechos que se incluyen en este tipo de transacción podemos mencionar: Se adquiere la propiedad del bien a un precio establecido cuando finaliza el contrato. El bien debe ser devuelto si el contrato se cancela, aunque este se puede negociar con nuevas condiciones.

El leasing es un contrato de arrendamiento para alquilar un bien con la opción de compra.

El arrendador del bien pone esta propiedad a disposición del arrendatario y a cambio recibe rentas por el uso del mismo. Cuando el contrato finaliza y si el arrendatario decide ejercer su derecho de comprar dicho bien, el arrendador está obligado a venderlo. A pesar de todo, este tipo de arrendamiento tiene una serie de ventajas y desventajas a tener en cuenta.

Entre las ventajas del leasing podemos mencionar que el contrato puede renovarse cuando llega a su fin. A las empresas les conviene este convenio porque no deben realizar inversiones sustanciosas para comprar activos. Además, este tipo de arrendamiento cuenta con consideraciones de gasto que pueden ser deducidos de los costos finales.

En cuanto a las desventajas de este tipo de convenio podemos mencionar que no se posee el bien arrendado. Por otra parte, el bien no puede devolverse hasta que el contrato finaliza y puede ser más costoso que otras opciones. Esto y las cláusulas del contrato deben ser consideradas detenidamente antes de acordar.

Características y usos

El leasing suele utilizarse principalmente para alquilar bienes como coches, edificios y máquinas de producción. Cuando esto ocurre, los gastos de mantenimiento de estos bienes arrendados le corresponden al propietario. El arrendatario, por su parte, solo debe pagar la cuota pautada en el contrato siendo responsabilidad del propietario asegurar el buen estado del bien.

Este sistema de arrendamiento se ha popularizado gracias a las ventajas que conlleva y el acceso a esos bienes. Algunas personas no podrían utilizar o acceder a estos bienes arrendados de otra forma debido a lo costoso que suelen ser. Además, existen dos tipos específicos de leasing: el leasing financiero y el leasing operativo.

El leasing financiero es un tipo de arrendamiento que cuenta con la opción de compra al finalizar el contrato o un plazo determinado. En el caso del leasing operativo, este no cuenta con la opción de compra al momento de firmar el contrato. Las cuotas acordadas en el contrato suelen incluir comisiones e intereses.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *