A granel

La expresión a granel deriva del término granell del catalán y señala aquellos productos que se venden sueltos. Esto quiere decir que los productos a granel se ven sin envasar y/o empaques. En ocasiones se refiere a aquellas mercaderías que se venden sin medida, orden o número alguno.

Así, podemos decir que la expresión a granel se refiere a un tipo de venta donde los productos se venden sin envasar. Esta modalidad resulta provechosa para el cliente que puede elegir la cantidad que desee del producto en cuestión. La venta a granel comercializa productos sueltos que, por lo general, se venden de acuerdo a la unidad de medida correspondiente.

De esta manera, resulta frecuente que la venta a granel se haga de productos como frutas, granos o verduras. Pero también se venden a granel productos de limpieza, alimentos de animales y hasta telas. Esta modalidad de venta se puede encontrar en bodegas, mercados, supermercados y tiendas especializadas.

La expresión a granel es una forma de vender productos sueltos.

Una de las principales ventajas de la venta a granel es que se evita el uso innecesario de envases plásticos y descartables. Los clientes pueden adquirir el producto suelto llevando sus propios envases o en bolsas ecológicas. Esto significa que la venta a granel, al prescindir de envases descartables, es beneficioso para el medio ambiente.

Otra ventaja de esta forma de venta es que el cliente puede elegir la cantidad que desea comprar de cada producto. Esto se diferencia de la venta de productos envasados que nos limita a las cantidades predeterminadas. Además, el cliente puede comprar la cantidad exacta que necesita, aunque en ciertos comercios suele haber un mínimo de compra.

En cierta forma, comprar productos a granel nos garantiza que son más saludables que los envasados. Esto tiene que ver con el hecho de que los productos envasados acostumbran a tener conservantes y aditivos. También nos permite elegir personalmente los productos que más nos apetezcan, como ocurre con las frutas y verduras, por ejemplo.

Otras ventajas y desventajas

En cierta forma resulta más económico comprar productos a granel y hasta les conviene a los productores. Esto se debe a que ahorran tiempo y dinero en todo lo referido a envases y paquetes de los productos. Sin embargo, muchos productos alimenticios a granel son perecederos y se debe tener esto en cuenta.

El carácter perecedero de los alimentos debe considerarse por cuestiones de logística ya que se pueden echar a perder rápido. Sucede principalmente con frutas y verduras, sobre todo si no se las conserva adecuadamente. Sin embargo, estos productos naturales no tienen conservantes y tampoco se puede extender demasiado su tiempo de uso.

Por esa razón, los comerciantes suelen tener stock según la demanda de esos productos para no terminar desechándolos cuando se descomponen. También es importante señalar que la venta a granel también se puede emplear en los casos donde se venden grandes cantidades de algún producto.

Ejemplos de uso

  • “El restaurante de la esquina compra alimentos a granel en el mercado”.
  • “Mi mamá compra productos de limpieza a granel porque resulta más barato”.
  • “La dietética de la esquina vende cereales y semillas a granel”.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *