Valores

Se identifica como valores a un conjunto de virtudes y creencias que determinan nuestra actitud a lo largo de nuestras vidas. Los valores son conceptos que, si bien pueden verse influenciados por elementos de carácter religioso, cultural o social, se consideran dentro del ámbito de lo particular y las experiencias personales, puesto que su determinación y puesta en uso dependen pura y exclusivamente de los fines y metas de cada individuo o actor social.

Los valores entonces actúan como factores condicionantes al momento de tomar decisiones en el terreno cotidiano, puesto que sirven para limitar qué es aquello que podemos o no podemos hacer conforme a nuestras necesidades. Así, elegir una opción que respete a este conjunto de creencias y sistemas simbólicos colocará a la persona más cerca de alcanzar la felicidad que si optara por seguir un camino que fuera en contra de dichas virtudes.

ten-commandments-187967_1920

Estos sintagmas poseen una importancia fundamental en el desarrollo de nuestra vida en sociedad, ya que se trata de sistemas mentales y culturales de carácter permanente. Esto no significa que los mismos no puedan mutar con el transcurso del tiempo, más bien ocurre todo lo contrario, puesto que la noción de “éxito”, por ejemplo, suele ser asociada en la etapa juvenil con la fama y el dinero, mientras que su significado tiende a ser vinculado con la familia cuando se alcanza la edad adulta.

Existen muchos tipos de valores identificables dentro de la sociedad. No obstante, cuando se habla de valores, por lo general se alude al concepto de “valores morales”. Estos pueden ser pensados como una serie de componentes abstractos que le otorgan a un individuo las herramientas suficientes para defender su dignidad. En la mayoría de los casos, recae sobre ellos una mirada positiva, ya que se encargan de situar a la conciencia dentro del sendero de la perfección.

La característica fundamental de los valores morales es su posibilidad de franqueamiento. Esto significa que los mismos no constituyen un corpus estrecho que debe ser respetado al pie de la letra sino que, por el contrario, puede ser violado conforme a determinadas circunstancias. Cada miembro de la comunidad posee su propio sistema de creencias morales, por lo que la elección y las pertinentes consecuencias de cada respuesta es una responsabilidad personal.

Los valores pueden ser muy variados dentro de cada universo personal, sin embargo, algunos pueden ser reconocidos como los más recurrentes a la hora de armonizar la convivencia con el entorno. Entre ellos se encuentran el amor, el respeto, la solidaridad, la amistad, la bondad, la generosidad, la honestidad, la humildad, la lealtad, la libertad, la responsabilidad, la perseverancia, la tolerancia, la prudencia, la paz y la justicia.

Determinar cuáles son nuestros valores particulares y el peso de los mismos en cada circunstancia es un trabajo muy sencillo. Como se trata de un conjunto basado en las vivencias, lo único que se debe hacer es evocar todos aquellos recuerdos gratos y satisfactorios y seleccionar de entre ellos a los que nos han colmado de orgullo. A partir de allí, la evaluación es personal, pues implica reconocer qué aspectos son los más importantes para nuestra vida.

Sinónimos de valores

creencias, aptitudes, intereses

Antónimos de valores

vergüenzas, indiscreciones, amoralidades