Templanza

Templanza es un vocablo que proviene del latín temperantia que significa sobriedad o moderación en el carácter. Se puede definir a la templanza como la cualidad humana que fomenta la moderación en el ánimo, para los placeres sensoriales y al usar o hacer cosas. Una persona con templanza tiene un carácter equilibrado y no deja que sus emociones o impulsos guíen sus decisiones o acciones.

Los filósofos griegos como Aristóteles, Platón y Sócrates fueron los que comenzaron a analizar y a escribir sobre la templanza. Sus reflexiones eran realmente positivas y ellos consideraban a esta cualidad como una de las 4 virtudes cardinales junto a la prudencia, justicia y fortaleza.

templanza

Para la sociedad racional griega la templanza permite alcanzar el equilibrio mental y espiritual por lo que hace que una persona sea mejor.

La iglesia católica y el cristianismo también consideran a la templanza como una virtud moral que se debe tratar de desarrollar, para moderar el carácter y de esta manera no caer en los pecados. Para la doctrina religiosa la templanza se logra cuando con la voluntad humana se impone límites a los deseos y placeres terrenales que existen.

La templanza se opone a los deseos carnales y al gozo desenfrenado a nivel sensorial como comer y beber en exceso, el deleite sexual, la ostentación de bienes, ya que estos alejan a las personas de una vida virtuosa y espiritual.

A las personas les lleva tiempo y paciencia alcanzar la templanza en su carácter. Por lo general las personas adultas y ancianas son las que logran esta virtud, ya que los jóvenes son propensos a caer ante las tentaciones del mundo.

La moderación como estilo de vida permite purificar, liberar y limpiar el espíritu de las personas. En cambio la destemplanza genera confusión, desorden, malestar mental e infelicidad por su falta de conexión con el alma.

Es posible solucionar mejor, los problemas de la vida cuando se tiene calma, un carácter templado y equilibrado.

Una persona con templanza logra la paz interior y es capaz de tomar conciencia de cada uno de sus actos para que ellos tengan como finalidad, mejorar como persona y tener una vida más pacífica.

Aunque la templanza suele ser un concepto muy usado por las religiones no solo es aplicable a ellos sino asociado a la espiritualidad y a la moral. La templanza es una cualidad muy necesaria para alcanzar el desarrollo personal y alcanzar los objetivos de vida.

El concepto de templanza también se usa en el ámbito de la pintura y el arte. Por lo que se considera a la templanza como armonía, equilibrio y adecuada disposición o uso de los colores en una obra de arte.

Otro uso de la palabra templanza es con respecto a la benignidad del clima de un país o región.

 Sinónimos de templanza

temperancia moderación, sobriedad, continencia, autocontrol

Antónimos de templanza

falta de equilibrio, sin moderación, destemplanza