Proteínas

Se conoce como proteínas a unas biomoléculas formadas por cadenas de aminoácidos. Estas sustancias se hallan en las células y son imprescindibles para la vida y el desarrollo y crecimiento del organismo. El tipo de proteínas presentes en las células así como el tipo de síntesis que desarrollen está determinado en gran medida por los genes; de todos modos existen factores externos que pueden modificarlo.

Las proteínas están compuestas por oxígeno, hidrógeno, nitrógeno y carbono, además de otros componentes variables que dependen de cada proteína en sí. De acuerdo a sus propiedades y características químicas, las proteínas se clasifican en simples, derivadas y conjugadas. Si por el contrario, se analiza su forma, las proteínas pueden ser globulares, fibrosas o mixtas.

Por definición, son proteínas prácticamente todas las enzimas, los anticuerpos, la hemoglobina, gran cantidad de las hormonas que cumplen la función de regular las actividades celulares, así como los receptores que permiten que los músculos se contraigan.

Las proteínas cumplen muchas funciones importantes, aquí detallaremos algunas para su mejor ejemplificación:

  • Reguladoras: Son las que ayudan a mantener un equilibrio, como la insulina que regula el nivel de glucosa en sangre.
  • Catalizadoras: Las que realizan reacciones químicas de gran importancia, como la pepsina que degrada los alimentos.
  • Defensivas: Defienden al organismo de cuerpos extraños, como la protrombina y el fibrinógeno que forman la coagulación del tejido ante una herida.
  • Transportadoras: Son las que llevan sustancias a través del organismo, como la hemoglobina que transporta el oxígeno a través de la sangre.
  • Receptoras: Se encuentran en la membrana celular y reciben la señal que le da la pauta a la célula para que realice su función. Por ejemplo la acetilcolina que recibe la señal para producir una contracción.
  •  Estructurales: Dan elasticidad y resistencia suficiente que permite la formación de tejidos y brindar soporte a otro tipo de estructuras. Por ejemplo la tubulina, presente en el citoesqueleto.

Las proteínas son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo.

Teniendo en cuenta su enorme importancia para que el organismo funcione de manera correcta, es necesaria la incorporación de proteínas. Este suministro proteico se lleva a cabo mediante una alimentación rica en nutrientes. Si la alimentación no cumple con el abastecimiento necesario de proteínas, puede ocasionar graves problemas de salud.

Cuando hablamos de lo necesario para el organismo, se trata del equilibrio, ya que tanto por deficiencia como por exceso, afectan negativamente. En los países menos desarrollados, la falta de proteínas en la dieta lleva a problemas de salud como la disminución de las células blancas, retrasos madurativos o inclusive la muerte. Por el contrario, en aquellos países con un alto nivel de desarrollo, el consumo excesivo de proteínas puede derivar en la declinación del calcio, o en un aumento de azúcares y ácidos grasos ya que no es posible almacenarlas.

El consumo balanceado de alimentos que contengan proteínas asegura una salud privilegiada. Contrario a lo que solía creerse anteriormente, las dietas vegetarianas o veganas no incurren en una deficiencia proteica. Las proteínas se encuentran en los lácteos, carnes, verduras, legumbres y cereales; y consumiendo de manera consciente, se puede equilibrar una alimentación que no dependa de la carne animal ni los derivados para suministrar la suficiente cantidad de proteínas al organismo.

Sinónimos de proteína

prótido