Membrana celular o plasmática

La membrana celular o plasmática se trata de una bicapa lipídica que recubre a la célula y la separa del exterior. Como tal, esta membrana celular se conforma por una capa doble lipídica compuesta por numerosas sustancias. Aunque está formada principalmente por lípidos anfipáticos, también contiene colesterol, glúcidos y proteínas.

Los lípidos que conforman la membrana celular se disponen de forma alterna con la cabeza polar al interior o al exterior. La membrana celular tiene por función regular la entrada y salida de sustancias entre el interior celular y el exterior. Esto es posible debido a la permeabilidad selectiva que caracteriza a la membrana.

Por otra parte, la membrana celular cuenta con unos receptores que le permiten recibir y responder señales. Estas señales pueden ser una órdenes que le indican cuándo debe iniciar la división celular, liberar calcio, moverse, entre otras. Cabe aclarar que la membrana plasmática se encuentra presente en todas las células cumpliendo estas funciones.

La membrana celular se encarga de proteger a la célula del entorno exterior.

La membrana plasmática se encarga de proteger a la célula y proporcionarle un entorno estable a la misma. Por ello, cuenta con distintas funciones que logran su cometido a la hora de proteger la célula. Así, se encarga del transporte de nutrientes hacia la célula y de desechar las sustancias tóxicas fuera de la misma.

Otra característica de la membrana plasmática es que cuenta con proteínas que le permiten interactuar con otras células. Dichas proteínas pueden llegar a ser glicoproteínas o lipoproteínas, es decir que se componen de azúcar y grasa además de proteína. Estas proteínas se ubican por fuera de la membrana plasmática lo que permite la interacción entre células.

Además, la membrana celular sirve para brindarle un soporte estructural a la célula. Por otra parte, cabe mencionar que existen distintos tipos de membranas plasmáticas en los diferentes tipos de células. Pero en general, la membrana plasmática depende en gran medida de las sustancias que la conforman.

Características de la membrana celular

La membrana celular puede variar de acuerdo al tipo de célula que se encuentra protegiendo. En este sentido, algunas plantas y microbios parecen contar con mecanismos de protección diferentes. Por ejemplo, las algas y las bacterias suelen tener una pared celular en lugar de una membrana que resulta más dura y fuerte en comparación.

Si bien la membrana plasmática debe proteger a la célula, se caracteriza por ser una estructura más bien delgada y frágil. Esta membrana tiene un espesor de entre 5 a 10 nm, tan delgada que no se la detectó la primera vez en un microscopio. Fue recién a finales de la década de los 50 que se captó la membrana plasmática gracias al microscopio electrónico.

La membrana plasmática presenta una estructura de tres capas: una interna, una intermedia y otra externa. Esta estructura se encontró en las membranas de todas las células analizadas (animales, microorganismos, vegetales). Estos descubrimientos sirvieron también para debatir acerca de la composición molecular de las distintas capas en una membrana.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *