Bradipnea

Bradipnea es un término que se utiliza en salud para referirse a la disminución en la frecuencia respiratoria por debajo de los valores normales. Normalmente una persona realiza 15 inspiraciones por minuto, pero cuando se perciben disminuciones importantes a esta frecuencia, podemos estar frente a un cuadro de bradipnea.

En personas adultas en reposo, se considera normal una frecuencia de respiración con 15 o 20 ventilaciones por minuto. En el caso de los niños la frecuencia es mayor, con hasta 40 inspiraciones, porque la necesidad de aire es mayor por la capacidad de sus pulmones, más pequeños. El proceso de ventilación se entiende como el complejo fisiológico de inspiración y espiración y de acuerdo al número de ventilaciones podemos saber si hay o no bradipnea.

Bradipnea

Bradipnea

La palabra bradipnea está formada por dos palabras de origen griego, bradys (lento) y pnoé (respiración). En medicina se habla de bradipneas fisiológicas, como la que ocurre con algunos deportistas cuya frecuencia respiratoria se vuelve más lenta cuando están en reposo y pueden descender hasta debajo de las 12 ventilaciones. También existe la bradipnea patológica que puede surgir de la administración, sea o no consciente, de sustancias que ralentizan el sistema respiratorio (morfina, heroína, etc.). La hipoventilación también ocurre cuando hay obstrucción en las vía respiratorias, como puede suceder en estados de shock, ciertos estados de coma o con enfermedades respiratorias como el asma.

En algunos casos de intoxicación alcohólica o con drogas, se producen casos de bradipnea. Suele considerarse bradipnea o hipoventilación en cualquier caso en que un adulto tiene menos de 15 aspiraciones por minuto.

Existen numerosas causas que pueden originar casos de bradipnea en las personas, desde una lesión en la cabeza, hasta ahogamiento, asma, parálisis diafragmática, insuficiencias respiratorias, anoxia o hipoxia.

En medicina se presta mucha atención a las frecuencias respiratorias de acuerdo a la edad de los pacientes. Es muy importante que la frecuencia se mantenga en los números estables ya que de lo contrario se puede derivar en complicaciones importantes.

Entre los cuidados básicos para los pacientes, revisar la frecuencia respiratoria es fundamental. Hay que prestar mucha atención a la frecuencia respiratoria porque puede ser un punto de inflexión en el tratamiento del estado de salud de la persona. Para determinar la frecuencia de respiración, el tipo las características lo que hay que hacer es utilizar un reloj con segundero. Si tienes fonendoscopio y un folio de cartulina también se puede mejorar el registro de estos datos.

Para asegurarnos que el paciente no pueda modificar la respiración de forma voluntaria, no le avisaremos lo que estamos haciendo. Nos lavaremos las manos y tomaremos el pulso. No explicaremos la técnica que utilizamos y fijaremos nuestra atención en el pecho del paciente. Si se torna dificultoso, pondremos un folio sobre el abdomen del paciente para que se pueda percibir cambios de volumen en el paciente.

  • Durante un minuto tenemos que contar el número de ciclos ventilatorios
  • Ritmo de la respiración
  • Características de la respiración
  • Cifra, hora, ritmo y profundidad

Sinónimos de bradipnea

hipoventilación

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *