Reiki

El Reiki es el nombre que recibe el método curativo oriundo de Japón. El método curativo del reiki está basado en la creencia de una energía universal que el terapeuta puede transmitir con sus manos. De esta manera, el terapeuta de reiki posiciona sus manos sobre el cuerpo del paciente para ayudarlo a curar o paliar los dolores o las enfermedades que sufre.

Como tal, el reiki constituye una filosofía, una práctica y también una terapia espiritual. La finalidad del reiki se basa en canalizar la energía vital para ayudar a armonizar tanto el cuerpo, la mente y el espíritu. Esto quiere decir que el reiki busca equilibrar el organismo de los pacientes para que recuperen la salud.

Se le atribuye la creación de esta filosofía y práctica terapeútica al maestro japonés Mikao Usui. El maestro Usui propuso el reiki en 1922 uniendo los ideogramas rei y ki que significan universal y energía vital respectivamente. A su vez, Usui creó el reiki proponiendo una serie de principios a considerar.

El reiki es un método curativo japones que armoniza todos los planos del paciente mediante imposición de manos.

Los principios en los que se basa el reiki propuestos por el maestro Usui son los siguientes:

  • Agradecer la vida que tenemos.
  • Convivir con las personas que nos rodean en armonía.
  • Disfrutar de todas las actividades que realizamos.
  • Mantener la paz en nuestra mente.
  • Vivir una vida tranquila.

El reiki tradicional propuesto por el maestro Usui incluye cinco símbolos que sirven para el aprendizaje y la concentración de los conceptos básicos. Los símbolos son: Cho ku rei que representa la energía en el plano físico; Dai ko myo es el símbolo del maestro reiki; Hon sha ze sho nen señala que el reiki es una técnica que puede usarse a la distancia (física o temporal); Raku que representa la iluminación y Sei hei ki que señala las emociones que afectan la psiquis.

En la actualidad se considera al reiki como una terapia alternativa que le añade a la medicina occidental un giro holístico. Se recomienda probar esta terapia alternativa en el tratamiento o bien en la cura de algunas enfermedades. Como tal es considerada una forma de medicina alternativa que intenta sanar a través de la imposición de manos.

Niveles del Reiki

A la hora de aprender cómo se usa el Reiki hay que estudiar los cuatro niveles en los que se encuentra dividido. Dichos niveles son: El primer nivel shoden, el segundo nivel okuden, el tercero shinpiden y el cuarto gokuikaiden. Durante el primer nivel los estudiantes se inician en la técnica del reiki trabajando en la autosanación y en el plano físico.

En el segundo nivel empiezan a conocer cómo se puede sanar a otras personas. A continuación, durante el tercer nivel aprenden a canalizar energías para poder elevar los estados de consciencia. Y en el último nivel se convierten en maestros reiki capacitados para dar clases aceptando alumnos o bien discípulos.

A grandes rasgos, el reiki busca la armonía natural del ser humano en todos los planos posibles (cuerpo, mente y espíritu). Cabe destacar que el reiki considera a la persona como un todo que va más allá del plano físico, por eso apunta a la armonía completa. Durante la terapia, el reiki no emplea ni artefactos ni sustancias externas, por lo que no ocasiona dependencia ni efectos colaterales.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *