Saltar al contenido

El alma es una entidad abstracta que se considera la parte inmaterial del ser humano, siendo el cuerpo la parte material. Se cree que es gracias al alma que el ser humano tiene la capacidad de pensar y sentir, por ejemplo. Según algunas creencias religiosas, el alma es la parte espiritual e inmortal del hombre que se separa del cuerpo al momento de la muerte.

A pesar de lo ya mencionado, resulta importante señalar que el significado del alma varía de acuerdo a las culturas y las ideas filosóficas. Pero vamos a sus orígenes, la palabra alma deriva del término anima del latín. Así, se emplean estos dos términos e incluso espíritu para referirse a la entidad invisible que tienen los seres vivos.

En este sentido, y considerando el origen etimológico de esta palabra, se podría decir que describe el principio por el que los seres vivos pueden moverse. Esto sirve para referirse tanto a animales como hombres como seres animados, con vida. A pesar de esto, con el paso del tiempo el concepto de alma se terminó asociando con lo místico y religioso.

El alma es la entidad abstracta que conforma la parte inmaterial del ser humano.

Teniendo esto en cuenta podría decirse que el alma es la misma esencia de las personas, la fuente de su identidad. Desde una perspectiva religiosa se cree que el alma es el regalo de Dios para los humanos. De acuerdo a estas creencias religiosas existe un debate acerca si los animales tienen o no alma.

Aunque si volvemos al significado etimológico de alma, la palabra animal también deriva del término anima. Incluso hubo figuras importantes religiosas que afirmaron la existencia del alma en los animales. Un ejemplo de esto se encuentra con el Papa Juan Pablo II que instaba a los humanos a ser gentiles y solidarios con los animales.

Y siguiendo con las creencias religiosas, el catolicismo afirma que el alma es la parte inmortal del ser humano. Cuando el cuerpo muere el alma sigue su camino y se reencuentra con Dios. En cambio, el budismo no cree que el alma sea eterna ni propia de nadie, ya que considera que todo está siempre fluyendo y cambiando.

Otros conceptos y significados

Algunas representaciones culturales del alma han oscilado entre lo filosófico, místico y religioso. Por ejemplo, algunas historias y leyendas hablan sobre venderle el alma al Diablo a cambio de algún favor (fama, riqueza, inmortalidad, etc.) Aunque esto también se planteó durante la historia del catolicismo con la Santa Inquisición, por ejemplo, donde condenaban a personas sospechadas de haber pactado con el Diablo.

Ahora si consideramos la perspectiva filosófica, los filósofos creía que el alma era el principio del conocimiento y/o del pensamiento. En este sentido, si bien era una propiedad intangible del cuerpo dependía de la actividad cerebral del hombre. Por otro lado, se tiende a confundir al alma con el espíritu ya que este último representa la energía o fuerza del cuerpo.

Si bien los dos son cosas distintas, tanto el alma como el espíritu son igual de importantes y se necesitan mutuamente. Entonces, podemos describir al alma como aquella esencia inmaterial que define la individualidad del ser humano. Para la teología, por su parte, el alma es una parte divina e inmortal que tienen los humanos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.