Edad Media

La Edad Media es el período histórico que separa la Edad Antigua de la Edad Moderna. Como tal, la Edad Media abarca el período que va desde el siglo V, con la caída del Imperio romano, hasta el siglo XV con el descubrimiento de América. A este período se lo conoce también por el nombre de Medioevo y principalmente comprende la historia occidental de esa época.

Existe un debate abierto acerca de cuándo finaliza este período histórico. La mayoría de historiadores considera como momento definitivo el descubrimiento del continente americano en 1492. Sin embargo, otros consideran que la Edad Media concluyó con hitos históricos como la caída del Imperio Bizantino, la invención de la imprenta y el final de la Guerra de los Cien años en 1453.

Tal como mencionamos anteriormente, la Edad Media fue el período histórico que describe 10 siglos de historia europea. Todas las características y elementos incluidos en este período histórico describen de manera exclusiva a la civilización occidental. Aquí se resintió la división entre Occidente y Oriente con sus respectivas culturas que comenzó durante el Imperio romano.

La Edad Media es el período intermedio de la historia.

Aparte de esta división geográfica y cultural, cada lado contaba con un Imperio propio receloso de su territorio y costumbres. Lo que se notaba aún más con las distintas invasiones extranjeras que sufría Europa Occidental durante esta época. Además cabe mencionar que la región oriental atravesó un período histórico completamente diferente al medieval occidental.

La época medieval estuvo plagada de acontecimientos y cambios de distinta índole (culturales, económicos, históricos, políticos, religiosos y sociales). Todo esto la convierte en uno de los períodos más ricos e interesantes de la historia universal. Empezando por la transición del período antiguo a la Edad Media, que se dio gradualmente con diferentes cambios y procesos.

Entre los principales cambios de un período a otro que caracterizan a la Edad Media se encuentran: El modelo económico de producción feudal, la ideología basada en el teocentrismo cristiano/musulmán, se descomprimen las estructuras de poder y se definen los estamentos medievales de la sociedad.

Las etapas de la Edad Media

Ya hemos mencionado que este período abarca alrededor de 10 siglos de la historia desde el año 476 hasta 1453 aproximadamente. También es importante mencionar que este período histórico se divide en tres etapas conocidas como Temprana, Alta y Baja Edad Media.

La primera etapa comienza a finales del siglo V y se extiende hasta los últimos años del siglo VIII. La Temprana Edad Media estuvo caracterizada por la unión entre las culturas germánicas y latina y la formación de los Reinos Romano Germánicos y del Imperio Carolingio. Económicamente, esta etapa vive la transición entre la producción esclavista y el sistema feudal.

Durante la Alta Edad Media se produce el auge del feudalismo con la producción servil centrada en los Señoríos. Esta etapa que comprende el período histórico entre el siglo IX y el XI se caracterizó por la descentralización del poder, los Reyes no tenían el poder absoluto. En la Baja Edad Media se reactivan las actividades comerciales y cobran mayor importancia las ciudades, lo que va sentando las bases para el sistema capitalista del siguiente período histórico.

Formato para citar (APA)

“Edad Media” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/edad-media/ [Consultado: ].