Idiota

La palabra idiota se utiliza para referirse a aquellas personas que sufren de idiocia o describir a alguien molesto y/o poco inteligente. Se trata de un adjetivo cuyo origen se encuentra en el término idios del griego que se refiere a algo particular. Coloquialmente se suele llamar idiota a modo de insulto a aquella persona de corto entendimiento.

Cuando se emplea este adjetivo a modo de insulto por lo general señala a alguien tonto, ignorante o que hace idioteces. De igual manera se describe como idiota algo que caracteriza o es propio de una persona idiota. También se suele llamar idiota a las personas engreídas que no tienen razones de serlo.

Originalmente, la palabra idiota se empleaba en el griego antiguo para señalar a las personas que se preocupaban de sus propios intereses únicamente. En este sentido, las personas idiotas en la Antigua Grecia eran aquellas que no sentían interés alguno por asuntos públicos. Los atenienses acostumbraban a discutir y resolver los asuntos públicos de manera común, por lo que estaba mal visto no participar en esas sesiones.

El adjetivo idiota describe a personas de poca inteligencia.

Calificar de esta manera a aquellos que no se interesaban en los temas públicos tenía que ver con negar el deber como ciudadano ateniense. Para los griegos, decidir sobre los temas políticos era de vital importancia ya que beneficiaba a todos por igual. Los ciudadanos atenienses tenían el deber de opinar y participar en la vida política porque eso los diferenciaba de los bárbaros, por ejemplo.

Considerando todo esto es entendible que los griegos llamaban idiotas a aquellos que renegaban de sus deberes. Debido a que voluntariamente decidían no participar en la política eran considerados ignorantes y tontos. Esa descripción se conserva hasta la actualidad ya que este adjetivo señala a las personas burdas, ignorantes y tontas.

En las épocas siguientes de la historia universal donde la religión tomaba un rol más importante, se consideraba idiotas a los no creyentes. De esta manera, durante la Edad Media e incluso en el Renacimiento las personas que no creían en Dios eran idiotas e ignorantes.

Otros conceptos relacionados

Además de los significados antes mencionados cabe mencionar que esta palabra se emplea en la medicina para referirse a deficiencias psíquicas y/o retrasos mentales. La medicina francesa propuso una clasificación de estas deficiencias y retrasos en el siglo XVII empleando términos como idiota o imbécil para denominar ciertos tipos.

En dicha clasificación se considera la idiocia como una enfermedad mental, por lo que aquellos que la padecen son llamados idiotas. Que estas palabras luego se usaran a modo de insulto señalando cierta carencia de inteligencia se debe a esa clasificación médica. Lo mismo ocurrió con otras palabras similares que tuvieron el mismo destino al usarse como insultos.

Entre las características de una persona idiota se encuentran: La poca inteligencia, el ignorar o desconocer lo que ocurre en su entorno, decir y/o hacer cosas sinsentido o estúpidas. Por lo general las personas idiotas suelen ser marginadas socialmente debido a su ignorancia o sus actitudes volubles.

Sinónimos de idiota

alelado, bobo, corto, estúpido, imbécil, necio, tonto

Formato para citar (APA)

“Idiota” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/idiota/ [Consultado: ].