Saltar al contenido

Empleo informal

El empleo informal, también conocido como trabajo informal, incluye todas aquellas ocupaciones que no están reguladas en un marco legal. Es decir, las personas que trabajan informalmente reciben ingresos pero su condición de trabajo no es formal. Esta forma de trabajo abarca diversas actividades económicas que van al margen de las leyes laborales.

Aunque abarca una gran cantidad de actividades económicas, dentro del empleo informal se cuentan algunas como: servicios domésticos, trabajadores independientes o vendedores ambulantes, entre otros. Existen numerosas causas que originan el empleo informal tanto en países desarrollados como en los menos desarrollados.

Esta forma de trabajo al margen de las leyes y regulaciones laborales también se conoce como trabajo en negro. Esta denominación hace referencia por un lado al dinero negro, pero también es el opuesto al trabajo en blanco y legal. Además de estos aspectos, cabe mencionar que el empleo informal conforma lo que se denomina economía sumergida.

El empleo informal incluye aquellas ocupaciones y trabajos que no están regulados por la ley.

Aunque no siempre es el caso, muchos empleos informales surgen a partir de negocios familiares. En esta clase de negocios se suele manejar una administración o gerencia poco eficiente debido a ciertos factores: no cuentan con mucho capital de trabajo, se realiza un trabajo intensivo, usan poca tecnología o no hay mucha formación jurídica.

Por lo general, el empleo informal y su falta de regulación supone escasas condiciones laborales. No siempre es el caso, pero en ciertas ocasiones los trabajadores están expuestos a condiciones infrahumanas y marginales. Además de un pobre entorno laboral, suelen trabajar muchas horas y ganar muy poco sin beneficios ni garantías.

Al carecer de regulaciones institucionales o legales, este tipo de trabajo habilita relaciones laborales cuestionables. Además de las ya mencionadas podemos mencionar otras como: Salarios bajos, empleo inestable, no cumplen con los pagos o pagan fuera de tiempo, despidos sin aviso ni compensaciones, entre otras.

Características del empleo informal

Este tipo de trabajo tampoco respeta los beneficios sociales que contemplan las regulaciones laborales. Entre estos beneficios se encuentran las carpetas médicas, las pensiones o el seguro de salud. En este sentido, el empleo informal no cuenta con contratos seguros, ni prestaciones laborales o protección social así como ningún tipo de representación laboral.

Todas estas condiciones dejan al trabajador en una condición desprotegida y perjudicial. Por otra parte, una de las principales características de esta forma de trabajo es que los empleados no están registrados en ningún lado. Esto les quita la posibilidad de recibir cualquier tipo de beneficio por ley e incluso reclamar ante las instituciones correspondientes.

Entre las diversas razones por las que un empleador tiene a sus trabajadores de forma informal se cuentan: Es una forma de ahorrar dinero al no pagar aportes jubilatorios, obras sociales, seguros, etc. Aunque esta situación también exonera a los empleados de pagar impuestos por sus ingresos, pero los excluye de los beneficios antes mencionados.

Otros beneficios laborales que se pierden los trabajadores en empleos informales son: aguinaldo, indemnizaciones, vacaciones pagas, seguros laborales, entre otros. Su condición informal les quita la posibilidad de recibir indemnización se tienen un accidente o si los despiden.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *