Saltar al contenido

Contabilidad general

La contabilidad general se encarga de analizar todas las variables de diferentes sectores que repercuten en el campo de la contabilidad. Para ello se vale de un registro cronológico y sistemático de todas las operaciones financieras que se llevan a cabo. Esto le permite a una empresa llevar un control de todas estas operaciones que realiza diariamente.

Entre las operaciones que se registran y controlan por medio de la contabilidad general se encuentran: las compras, gastos, inversiones, ventas, entre otros. El encargado de controlar y registrar todas estas operaciones es el contador, quien además debe analizar, clasificar y resumir dichas operaciones. Así, el contador termina registrando todo esto en un balance que tenga la información verificada y correcta.

Teniendo todo esto en cuenta podemos decir que la contabilidad general recopila toda la información financiera de un negocio. Y como tal, la contabilidad general cuenta con diferentes fases para realizar su labor. Así se encuentra la contabilidad de costos que clasifica y recopila la información de costos corrientes y a futuro.

La contabilidad general se ocupa de registrar las operaciones financieras de un negocio o empresa.

Luego se encuentra la contabilidad fiscal que se basa en las leyes impositivas de cada nación. En estos casos, el contador debe realizar los informes necesarios para hacer las declaraciones correspondientes a la Administración Pública. Aquí también entran el alta y pago de los impuestos fiscales que corresponden según las legislaciones.

También se encuentra la contabilidad financiera que se enfoca en los datos cuantitativos de las transacciones que se realizan. La siguiente fase se denomina contabilidad administrativa, momento en el que se elaboran informes internos. Aquí se analizan los datos contables y se toman decisiones acerca de la gestión en base a ellos. Los informes de contabilidad administrativa orientan las políticas que toma una empresa.

En definitiva podemos decir que la contabilidad general es una buena herramienta para conocer el estado financiero de la empresa. Además, los informes contables sirven para armar estrategias que mejoren el rendimiento económico del negocio. Así que la contabilidad general se encarga de todas estas cuestiones y otras más.

Historia y características

Podría decirse que la contabilidad existe desde hace miles de años y data desde la época del Antiguo Egipto y Roma. Sin embargo, la contabilidad que conocemos en la actualidad se originó con la publicación de la obra: Summa de Arithmetica, Geometría Proportioni e Proportionalita del fraile matemático Luca Pacioli.

En dicha obra, Pacioli describe los métodos contables que usaban los comerciantes venecianos marcando el precedente de la jerga contable. Aunque con el tiempo estos métodos se fueron adaptando según las necesidades y usos, conservaron la esencia original. Además de detallar una serie de métodos, la contabilidad se considera una ciencia, una técnica, un sistema de información y una tecnología social.

En la contabilidad existen dos conceptos principales, los elementos patrimoniales y los estados financieros. Los primeros incluyen el activo, el pasivo y el patrimonio neto, mientras que los estados financieros son: el balance general, la cuenta de resultados, el estado de cambios en el patrimonio y el de los flujos de efectivo, y la memoria.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.