Ciencia ficción

La ciencia ficción es un subgénero de ficción que surgió a través de la combinación de elementos de la literatura fantástica y de la narrativa de terror. El término deriva de un sintagma de la lengua inglesa conocido como “science-fiction”, cuya traducción correcta al castellano sería algo así como “ficción sobre la ciencia” o “ficción científica”. A pesar de ser éste su significado más apropiado dentro de nuestra lengua, su aplicación se ha visto prácticamente ausente, puesto que “ciencia ficción” es su designación más popular para esta clase narrativas.

Se trata de una categoría literaria que vio la luz durante la década de 1920 y que en épocas posteriores cobró especial popularidad en la región occidental del planeta, mediante su adaptación a otros formatos artísticos, tales como el cinematográfico, el televisivo y el historietístico.

science-fiction-965259_1920Ciencia ficción

Su fama alcanzada a mediados del siglo XX se debió fundamentalmente al progresivo interés por la tecnología y a los beneficios que los avances tecnológicos supusieron para el común de la población. Ésta fue la base principal de todas las historias de ciencia ficción, las cuales se apoyaban sobre un fundamento real -sustentado por teorías propias de las ciencias naturales y sociales- para generar un escenario posible dentro del plano del imaginario.

De este modo, es posible reconocer en este subgénero una serie de temáticas frecuentes que parten de lo concreto para derivar en situaciones puramente oníricas. Los conflictos más comunes dentro de este tipo de literatura están vinculados con los viajes en el tiempo, la conquista del espacio, la evolución de los robots, la guerra tecnológica, la existencia de civilizaciones extraterrestres, las aventuras interestelares, entre otros.

Una de las características principales de esta clase de producciones literarias o cinematográficas reside en una amplia variabilidad de escenarios tanto físicos como temporales. Así, no sólo es posible toparse con historias que transcurren en espacios tanto externos a la mente -que, a su vez, pueden ser terrestres o extraterrestres- como internos a ella, sino también con relatos que se desarrollan en el pasado, en el presente o en el futuro, o bien, en todas estas temporalidades de manera simultánea.

Otra de las propiedades que distinguen a las tramas de ciencia ficción de otras de igual índole narrativa es la particularidad de sus personajes. Específicamente, nos referimos a la composición y estructura de los individuos que dan vida a las historias, quienes pueden tener rasgos propios del género humano pero también compartir funciones con artefactos tecnológicos, como sucede en el caso de los robots o los ciborg. Además, también es posible hallar seres con caracteres no antropomórficos dentro de estos títulos.

Algo que se considera llamativo dentro de este tipo de ficciones es el beneficio recíproco que ha logrado ejercer sobre sus puntos de partida. Esto significa que, del mismo modo que la ciencia ficción se ha basado en la tecnología para construir relatos, estos relatos han sido tomados como inspiración para elaborar sorprendentes inventos científicos. Claros ejemplos de esto han sido la robótica, la nanotecnología, los cohetes espaciales y los radares.

Sinónimos de ciencia ficción

ficción sobre la ciencia, sci-fi, ficción científica