Juicio moral

Se conoce por juicio moral al acto mental que nos permite diferenciar lo que está bien de lo que está mal. El juicio moral es la valoración que hace una persona ante una situación o al tener que tomar una decisión. Las personas se guían por las normas morales cuando deben juzgar si algo es correcto o no.

Si desglosamos este concepto cabe destacar que juicio se trata de la facultad para entender, discernir y juzgar una cosa. La moral, por su parte, se trata del compilado de normas, valores y costumbres correctas de una sociedad. Entonces entendemos que un juicio moral es poder juzgar algo basándose en los valores morales.

El juicio moral es lo que nos permite distinguir entre la bondad y la maldad, lo correcto y lo incorrecto. Se trata de la capacidad que tienen las personas para valorar un hecho según la moral. En la socialización de las personas se considera que es en la familia donde se enseñan los valores morales.

El juicio moral nos permite valorar si algo está bien o mal.

Es durante la crianza de las personas donde se les enseñan las reglas de la sociedad incluidos los principios morales. Más tarde son las instituciones educativas y sociales las que continúan con esta socialización. Es importante adquirir y aprender estas reglas para poder convivir en la sociedad.

Aunque nos enseñen las diferentes reglas y principios de la moral se terminan incorporando a través de la experiencia. Por eso el juicio moral es importante y muy personal, si bien se basa en la moral es la capacidad que tiene cada persona para interpretarla en la práctica.

Cuando una persona debe juzgar una situación o tomar una decisión sobre qué hacer entra en juego su juicio moral. Es en la práctica entonces donde su capacidad de juzgar moralmente se moldea y afirma. Cuando debe decidir si hacer una cosa u otra, o cuando debe opinar si algo que sucedió fue correcto o incorrecto.

Características y aspectos del juicio moral

Tal como hemos señalado, la capacidad de hacer juicios morales se forma con nuestras experiencias. Así las situaciones que experimentemos, los hechos que vivimos moldean la forma en que juzgamos las cosas. Se trata de una experiencia social delimitada por los principios morales, por la ético y nuestra propia interpretación.

Todo juicio moral está compuesto por tres elementos principales. En primer lugar se encuentra el objeto que se refiere a la conducta seleccionada por el sujeto. Luego tenemos las circunstancias o condiciones que enmarcan y contextualizan el hecho, Por último tenemos la intención de la persona que ha llevado a cabo el hecho.

Si bien la moral es un compilado compartido por los miembros de una sociedad, no todos la interpretan de igual manera. Esto implica que algunas personas consideren que alguna cosa es inmoral cuando otros no lo vean de igual manera. Entonces cabe aclarar que lo moral es aquello correcto y aceptado socialmente, lo inmoral es lo que atenta contra la moral y las buenas costumbres.

Formato para citar (APA)

“Juicio moral” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/juicio-moral/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *