Evolución

La evolución hace referencia a un proceso de cambio o transformación de algo que se da de forma gradual. Diferentes cosas pueden ser objeto de evolución y no solo se limita a cosas, también pueden ser situaciones, ideas, estados, etc. La palabra evolución también se emplea para describir el movimiento de algo o alguien de un lugar a otro.

Desde una perspectiva biológica, la evolución describe el proceso de cambio gradual que atraviesan los seres vivos y otros objetos. Por lo general, la evolución es un proceso propio de plantas y animales, pero otros objetos también pueden evolucionar. Así, los cuerpos celestes, las piedras o cualquier elemento de la naturaleza es capaz de evolucionar.

Un proceso de evolución no ocurre de un instante a otro, requiere mucho tiempo para realizarse. Por esta razón, no siempre somos capaces de presenciar o notar la evolución de las cosas. Sin embargo, existen algunas pequeñas excepciones que podemos observar a tiempo real cómo se produce dicha evolución.

La evolución es un proceso de cambio o transformación de algo.

Antes mencionamos que incluso una roca es capaz de evolucionar, este tipo de evolución se denomina evolución geológica. Un buen ejemplo de la evolución de las rocas se encuentra en las piedras del fondo de un río. Aquí encontraremos piedras con formas circulares que obtuvieron esta forma al ser arrastrados por la corriente y por golpearse unas a otras en el trayecto.

Otro ejemplo de evolución geológica se encuentra en las montañas, las cuales se originaron a partir de deformaciones en la superficie terrestre. Esas deformaciones surgieron a causa del choque de las placas tectónicas. Con el tiempo, estas montañas van creciendo hasta llegar a un tope y la erosión va perfilando sus formas.

La evolución biológica, también llamada orgánica, es el tipo de evolución más común y conocido. Algunos científicos consideran que fue gracias a este proceso que existe vida en nuestro planeta. También es gracias a este proceso que existe tanta diversidad de formas de vida habitando la Tierra.

Características y aspectos de la evolución

Existe una teoría de la evolución que fue desarrollada por el naturalista inglés Charles Darwin. Entonces, muchos científicos discutían sobre la idea de que los seres vivos van cambiando con el tiempo y una especie de parentesco con otras especies. Lo que no existía era cierto consenso sobre las razones por las que ocurría este proceso.

Antes de la teoría de Darwin, se creía que la evolución era una especie de designio divino, que formaba parte del plan de Dios. Lo que hizo Darwin fue recopilar datos y ejemplos que lo ayudarán a sostener su propuesta sobre la evolución. En esta teoría, Darwin incluyó la idea de la selección natural a la que postula como el motor del cambio evolutivo.

La teoría de la evolución señala que con el tiempo las especies van cambiando ya que solo los más aptos podrán tener descendencia. Lo que hace a algunos más aptos que otros para estas cuestiones es producto del contexto en el que habitan. Cada nueva generación se encuentra mejor adaptada para sobrevivir en el medio en el que existe gracias a la evolución que atraviesa.

Formato para citar (APA)

“Evolución” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/evolucion/ [Consultado: ].