Saltar al contenido

El verbo educar hace referencia al desarrollo de facultades intelectuales, afectivas y morales de una persona. Este desarrollo se da de acuerdo a la cultura y las normas de convivencia de cada sociedad. Aunque también podemos definir este verbo como el proporcionarle a una persona conocimientos o habilidades en determinada formación.

Por lo general, la acción de educar a una persona se lleva a cabo dentro de un proceso educativo. En dicho proceso se le enseñan esos conocimientos o habilidades a la persona para que las aprenda y ponga en práctica. Algunos conocimientos son útiles para desempeñarse en la vida en sociedad, otros suelen ser más específicos.

Este proceso educativo puede desarrollarse tanto dentro del hogar familiar como en una escuela o centro educativo. De esta manera, los encargados de educar pueden ser los padres y familiares y luego los maestros y docentes. Cualquiera de estos actores son responsables de desarrollar las facultades intelectuales y morales de un individuo en dicho proceso.

La acción de educar consiste en desarrollar las capacidades intelectuales, afectivas y morales de alguien.

A nivel formal, el proceso educativo se lleva a cabo en las escuelas por parte de los docentes. Estos son profesionales capacitados para realizar esta tarea, impartir conocimientos de forma pedagógica. Los docentes les enseñan conocimientos específicos que, por lo general, se dividen en diferentes materias.

Pero a un nivel más bien informal, otras personas pueden ser responsables de educar a alguien. Este es el rol que cumplen los padres durante los primeros años de vida y en general también. Los padres les enseñan a sus hijos a caminar, hablar y cómo funciona el mundo a grandes rasgos. Pero también pueden realizar esta labor otros familiares o bien los tutores de un niño.

La educación informal suele ser más general y social, se le enseña al niño sobre lo que está bien y mal y cómo comportarse. Este tipo de educación incluye cuestiones como las normas sociales e incluso los valores morales. La educación formal en cambio tiende a ser más bien académica con conocimientos de diferentes disciplinas.

Aspectos y formas de educar

Como ya hemos mencionado, la acción de educar consiste en enseñarle a alguien ciertos conocimientos, habilidades, valores, entre otras cosas. Además de enseñar esas cuestiones, el proceso educativo busca que esa persona pueda desarrollar alguna actividad, profesión e incluso cómo desenvolverse en la vida.

Sin embargo, la tarea de educar no es sencilla y no puede efectuarla cualquier persona. Esto se debe a que no solo consiste en reproducir conocimientos y mostrar cómo se hace alguna cosa. También depende de la forma en que se enseña, las estrategias que se emplean y si la persona entiende y aprende lo que se le enseña.

Por otra parte, cabe mencionar que la edad del destinatario del proceso educativo suele influir en el aprendizaje. La educación se realiza desde temprana edad ya que los niños tienen más posibilidades de aprender cosas nuevas. Pero también por eso no se pueden emplear las mismas herramientas y métodos en niños que en adultos.

Formato para citar
"Educar". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/educar/ Consultado: 14 de septiembre de 2023.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *