Saltar al contenido

Celíaco

La palabra celíaco se trata de un adjetivo empleado para referirse a una persona que padece de celiaquía. También conocida como enfermedad celíaca, la celiaquía se caracteriza por una intolerancia al gluten que provoca lesiones en el intestino delgado. El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentra en la avena, la cebada, el centeno y el trigo.

Las personas que padecen esta enfermedad no pueden ingerir cualquiera de estos cereales que contienen gluten ni alimentos derivados. El consumo de gluten les provoca lesiones en la mucosa intestinal que atrofian las vellosidades del intestino delgado. Lo que en consecuencia altera la absorción de los nutrientes de los alimentos que consumen.

Esta enfermedad es considerada una condición autoinmune ya que el sistema de defensa de la persona celíaca reconoce al gluten como una amenaza. A raíz de esto, el organismo produce anticuerpos contra esta proteína que terminan provocando lesiones en el intestino. Los especialistas creen que las personas celíacas cuentan con una predisposición genética a sufrir este trastorno.

Alguien celíaco padece de una enfermedad de intolerancia al gluten.

Los principales síntomas de la enfermedad celíaca son los siguientes: diarrea crónica, erupciones en la piel, fatiga y retraso en el crecimiento infantil. Sin embargo, no siempre se dan todos los síntomas, pueden aparecer con frecuencia o incluso relacionarse con otra enfermedad. No existe una cura para la celiaquía y se trata llevando una dieta libre de gluten de por vida.

Para confirmar la celiaquía los médicos suelen recomendar una biopsia intestinal que ayude a conformar la intolerancia al gluten. Cuando las personas celíacas reciben su diagnóstico y empiezan su tratamiento con la dieta libre de gluten notan las primeras mejoras. Además, evitar el consumo de gluten ayuda a que las vellosidades intestinales empiezan a regenerarse.

Mientras más temprano se determine la enfermedad resulta más sencillo incorporar la dieta libre de gluten. Por eso, las personas que sufren celiaquía desde temprana edad no recuerdan el sabor de los alimentos con gluten. Muy diferente de lo que ocurre con alguien que es diagnosticado de más grande y debe cambiar su dieta radicalmente.

Síntomas de la enfermedad celíaca

Antes mencionamos brevemente los principales síntomas de esta enfermedad, por lo que cabe desarrollar un poco más sobre el tema. Uno de los síntomas de la celiaquía es la dermatitis herpetiforme que se presenta con erupciones en la piel. Estas erupciones consisten en ampollas y protuberancias que causan mucha picazón.

La dermatitis herpetiforme es un problema crónico que suele aparecer desde la edad de 20 años, pero puede presentarse durante la niñez. Estas erupciones afectan por igual a hombres y mujeres, se desconoce su causa exacta pero se las asocia con la celiaquía. Las ampollas aparecen con la misma forma y tamaño por lo general en los codos, la espalda, los glúteos y las rodillas.

Al provocar mucha comezón, estas ampollas suelen ocasionar pequeñas lesiones al ser rascadas que dejan marcas permanentes en la piel. Por otro lado, los síntomas y la aparición de estas ampollas suelen ser intermitentes lo que complica su diagnóstico. Pero pueden tratarse con un antibiótico y la dieta libre de gluten aconsejada para los celíacos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.