Saltar al contenido

Aquelarre

La palabra aquelarre se utiliza para referirse a la reunión nocturna de brujas y/o brujos. Esta palabra deriva del término akelarre del vasco que puede traducirse como prado del macho cabrío. Las brujas y brujos acostumbraban a reunirse en lugares apartados durante la noche para practicar artes mágicas.

Se elegían lugares apartados de la comunidad o civilización para que pudiera presentarse el demonio. Así, los aquelarres solían celebrarse en bosques o montes donde el demonio aparecía adoptando la forma de un macho cabrío. Como tales, estas reuniones se basaban en ritos paganos y se celebraban de forma clandestina.

El carácter clandestino de los aquelarres se debía a que todas esas prácticas estaban prohibidas por las autoridades religiosas. La prohibición de estas prácticas mágicas y paganas se remonta al período del Imperio romano. Se asociaba a estas reuniones con rituales satánicos donde se hacían ofrendas y sacrificios al demonio.

Un aquelarre se refiere a la reunión nocturna de brujas y brujos.

Algunos de los rituales que se practicaban en los aquelarres tenían que ver con: consumo de sustancias alucinógenas, banquetes donde se servía carne humana, sacrificios y prácticas orgiásticas. Estas reuniones se celebraban a la luz de la luna y se extendían hasta poco antes del amanecer.

Según la historia, la época en que los aquelarres fueron más populares va desde finales de la Edad Media y el siglo XVIII. Así se encuentra documentado de acuerdo a las actas acusatorias que se iniciaban ante sospechas de brujería. En la actualidad se le llama aquelarre a todo tipo de reunión donde se juntan brujas y brujos.

Un ejemplo moderno de aquelarre son las reuniones de brujos y brujas que practican la Wicca. Los wiccanos se reúnen para adorar a la diosa madre y el dios astado y realizan prácticas tales como: celebrar la tierra, leer las cartas del tarot o bien orar a sus deidades. Esta religión no cree en el diablo, por lo que el dios astado es solo una representación de lo masculino.

Características y curiosidades

Otra forma de referirse al aquelarre es con la palabra sabbat, un término hebreo asociado al día de descanso judío. Durante la Edad Media se extendió un prejuicio antijudío por lo que se terminó asociando este término con prácticas de brujería. De cualquier manera, en un aquelarre o sabbat, los brujos y brujas se reúnen a practicar hechizos o realizar rituales.

La prohibición de estas prácticas llevó a que se persiguiera a todas las personas sospechadas de hechicería. Es lo que sucedió durante la época de la Inquisición donde se juzgó y quemó en hogueras a todas las personas acusadas de brujería. Existen numerosos documentos y leyendas populares sobre esta época en la que se perseguía a las brujas.

También existe bibliografía donde se detallan las fases de un aquelarre satánico basados en los juicios de brujería. Uno de los más famosos se basó en el caso de las Brujas de Zugarrmurdi y enumera las siguientes fases: La convocatoria, el homenaje, la misa sacrílega y el banquete.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.