Mapa conceptual

El mapa conceptual es un esquema, una representación gráfica que agrupa y conecta una serie de ideas. Este tipo de esquema se confecciona con dos elementos principales, los conceptos y los enlaces. Se trata de una herramienta sumamente útil para resumir temas de estudio o de una presentación a exponer.

Generalmente son los estudiantes los que más uso hacen de los mapas conceptuales a la hora de interiorizar contenidos. Esto se debe a que los mapas conceptuales son una forma sumamente práctica que tiene en cuenta técnicas que estimulan la memoria. Así, el mapa conceptual se instaura como un método de estudio cuya técnica consiste en sintetizar temas.

La clave del mapa conceptual se encuentra en su carácter visual. Cuando esquematizamos los conceptos clave de un tema y los relacionamos unos con otros es más fácil de entender. La estructura del mapa conceptual se caracteriza por ordenar los conceptos siguiendo cierta jerarquía.

El mapa conceptual es un esquema que presenta las ideas centrales de un tema.

Esto quiere decir que sigue una estructura piramidal, de lo más importante a lo menos importante. Además, estos conceptos se van uniendo con líneas, flechas y hasta términos conectores que le dan más sentido al esquema. El resultado que podemos apreciar es un mapa donde se relacionan los conceptos más importantes y centrales del tema tratado.

Se le atribuye el desarrollo del mapa conceptual al psicólogo estadounidense David Ausubel. Ausubel desarrolló esta herramienta durante los años 60 en base a las teorías de aprendizaje y adquisición de conocimiento que planteó. Unos años después, el profesor estadounidense Joseph Novak implementó el mapa conceptual de forma exitosa.

Según el profesor Novak, un mapa conceptual se construye a partir de estos elementos: Los conceptos, las palabras conectoras/de enlace y las proposiciones. Novak sostenía que el sistema educativo fallaba a la hora de fomentar el aprendizaje porque hace a los alumnos repetir conceptos. Lo ideal sería que los estudiantes comprendan y relacionen los conceptos, lo que es posible utilizando mapas conceptuales.

Elementos que conforman un mapa conceptual

Como ya hemos mencionado anteriormente, un mapa conceptual contiene conceptos, palabras conectoras, proposiciones y líneas o flechas que unen estos conceptos. A continuación profundizaremos un poco en cada uno de estos elementos y el papel que cumplen dentro del mapa conceptual.

Los conceptos son términos que representan ideas específicas, se trata de construcciones abstractas, imágenes mentales. Estos conceptos reflejan las ideas centrales del tema que se está abordando. Luego tenemos las palabras conectoras que, como su nombre lo indica, sirven para unir un concepto con otro y explicar cómo se relacionan.

Además, las palabras conectoras sirven para guiar la lectura que debemos seguir del mapa conceptual. A continuación tenemos las proposiciones que formulan ideas a partir de los otros dos elementos. Esto quiere decir que se constituyen al relacionar los conceptos con las palabras conectoras resultando en una oración.

En síntesis podemos decir que el mapa conceptual se utiliza como una técnica de estudio que jerarquiza de forma visual la información más relevante de un tema específico. Se destacan por la capacidad de resumir el tema tratado de forma visual, ordenada y puntual. De esta manera facilita el aprendizaje y exposición de un tema de forma dinámica y de fácil lectura.

Etiquetas:

1 comentario en «Mapa conceptual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *