Águila bicéfala

El águila bicéfala es considerada uno de los símbolos de poder más antiguos y comunes de la historia. La historia de este símbolo se encuentra fuertemente ligado al surgimiento de los primeros Estados. Por eso ha recibido numerosos significados y se ha interpretado este símbolo de múltiples formas.

Uno de los primeros significados asociados con este símbolo es el de los hititas, quienes lo tomaban como una representación del dios sumerio de la guerra. Los hititas terminaron coronando al águila convirtiendo a este símbolo en una representación de la autoridad real deificada. Para los hititas, el águila bicéfala era un símbolo del sagrado poder real.

La cultura hitita también asociaba al águila bicéfala como una encarnación de la luz, la justicia y la protección contra las fuerzas del mal. Por su parte, los sumerios contaban con una leyenda donde aparecía un águila bicéfala. Era la leyenda de la terrible águila Anzu que se rebeló contra el dios Ninurta y éste la golpeó en la cabeza dividiéndola en dos.

El águila bicéfala es un antiguo símbolo de poder.

Esta águila con dos cabezas también se encontraba en la mitología griega asociada con Helios, el dios Sol. En los mitos referidos a Helios se menciona que volaba por el cielo en un carro tirado por dos águilas de este tipo. Con la particularidad de que una era blanca y la otra negra como un símbolo de las estaciones y los equinoccios.

También existen registros de un ave con estas características en la mitología hindú. Así, según los textos védicos, el dios guerrero Vishnu tendía a transformarse en un águila bicéfala cuando sus batallas se complicaban. En su forma de águila bicéfala, a la que denominaban Gandaberunda, era capaz de llevar un elefante en cada una de sus garras.

La figura del águila también estuvo siempre presente en la cultura romana pero recién apareció con dos cabezas durante el período del Imperio Bizantino. Así, este símbolo venía a representar el poder secular y espiritual del emperador de Bizancio. Además de simbolizar sus pretensiones de gobernar tanto Oriente como Occidente, de allí las dos cabezas en teoría.

Más significados y simbolismos

Podríamos decir que un águila con dos cabezas viene a duplicar la importancia atribuida normalmente a esta ave. De esta manera, un águila bicéfala representa una autoridad mayor, es un símbolo de divinidad, del rey supremo, de la soberanía imperial. Es la representación de cualquier potestad con una importancia doble.

Por ello no es de extrañar que este símbolo fuera el emblema del Sacro Imperio Romano Germánico. También aparecía en el emblema con el que se identificaba el Primer Reich. Este era el símbolo que usaba el emperador Carlomagno y el que heredaron los imperios Austríaco, Austrohúngaro y la familia de los Habsburgo.

Este símbolo también se encontraba en la cultura rusa y se lo vio por primera vez como el sello de Iván III. Sin embargo, esta águila también tenía significados más bien místicos como el que le atribuían los alquimistas. Para estos, el águila bicéfala era una representación de la piedra filosofal y del proceso de su creación.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.