Maltrato

El maltrato hace referencia al tipo de comportamiento violento que ocasiona algún tipo de daño físico o moral. Así, cualquier que incluye cualquier forma de agresión o violencia puede ser calificada de maltrato. Ya lo insinúa la misma palabra, donde se entiende que es una forma de tratar mal a otra persona.

Dentro del maltrato podemos incluir todo tipo de acciones agresivas y violentas tales como: gritos, insultos y violencia física. Teniendo en cuenta esto, las personas que sufren maltrato salen perjudicadas o dañadas de este tipo de situaciones. En este sentido, cualquier acción de maltrato puede generarle a quien lo sufre desde heridas emocionales y psicológicas hasta lesiones físicas.

Es importante señalar que no solo existe un tipo de maltrato físico, también puede darse de forma psicológica y hasta económica. Estos tipos de maltrato pueden presentarse en todo tipo de relaciones sociales, entre familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc. Tampoco distingue géneros, tanto hombres como mujeres pueden ejecutarlo o sufrirlo por igual.

El maltrato hace referencia a todo tipo de violencia ejercida sobre otra persona.

Por ello podría decirse que el tipo de maltrato depende en gran medida del contexto en el que se produce y las personas involucradas. Incluso podríamos señalar que existen distintas escalas o niveles de maltrato según las acciones efectuadas. En este sentido, el maltrato también puede darse de manera aislada, ocasional o incluso ser algo habitual.

Aunque toda acción violenta entre una persona y otra se considera maltrato, este puede presentarse de diversas maneras. El maltrato se puede clasificar en tres tipos diferentes: emocional, físico o sexual. Así, una forma de maltrato emocional es el bullying que sufre un niño en la escuela; el físico sería recibir una golpiza, mientras que el maltrato sexual es sinónimo de violación.

De estas clases de maltrato el más fácil de identificar es el físico porque suele dejar marcas visibles. En cambio, el maltrato emocional resulta más complejo de identificar, incluso por la propia víctima y puede darse por acciones como: ser ignorado, que lo critiquen y ninguneen constantemente, lo asustan o amenazan, que lo humillen o rechacen, por ejemplo.

Ejemplos y tipos de maltrato

Ya mencionamos que el maltrato puede ser de tres tipos diferentes y hasta que puede presentarse de distintas maneras. Aunque toda forma de maltrato resulta reprochable, el peor caso es el que se da de manera habitual. Una persona que sufre maltrato de forma diaria o regular termina con graves secuelas físicas y psicológicas.

Entre las formas de maltrato habitual más frecuentes se encuentran el abuso infantil y la violencia de género. Estas clases de maltrato ocurren, por lo general, dentro del propio hogar familiar y representa un grave problema social. En la mayoría de los casos, el maltratador es el hombre quien ejerce violencia física, principalmente, sobre la mujer y los niños.

Dentro del abuso infantil y la violencia de género podemos encontrar distintas dinámicas, roles y formas de maltrato. A veces es la madre la que ejerce violencia sobre su familia, a veces es uno de los niños sobre otro niño. Como sea, en la violencia intrafamiliar podemos encontrar los tres tipos de maltrato combinados o alguno en particular.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *