IVA

El IVA es la sigla que representa al impuesto sobre el valor agregado o añadido. Este impuesto se suma al valor agregado de un producto durante las diferentes fases en que se produce. El IVA se le suma al precio final que deben pagar los consumidores, es un impuesto que cobra el Estado a bienes y servicios.

El impuesto del IVA consiste en una tasa que se calcula según los productos, servicios, importaciones o transacciones comerciales que se realizan. Como tal es un impuesto indirecto porque impacta en los costos de producción y venta de las empresas. Además es un impuesto devengado del precio que paga el consumidor por esos productos.

Este impuesto es aplicado al consumo de productos y servicios, por lo que es el consumidor final quién lo financia. Se lo considera un impuesto indirecto porque el ente fiscal no lo obtiene de forma directa del tributario. Esto se debe a que el cobro de este impuesto ocurre cuando se vende el producto o servicio y la empresa emite una factura por el mismo.

El IVA es el impuesto al valor agregado por el consumo de bienes y servicios.

De esta manera, una vez que las empresas concretan la venta, les corresponde recibir una devolución del IVA pagado. Esto se conoce como crédito fiscal y es un derecho que les corresponde a las empresas que pagaron IVA a otras compañías intercambiando facturas. Este valor debe restarse al monto del IVA cobrado a sus clientes, lo que se conoce como débito fiscal.

La cantidad que resulta entre la diferencia del crédito y el débito fiscal le corresponde a la entidad fiscal. Cada país cuenta con una legislación referida al impuesto del IVA y el valor que le corresponde. En Argentina, por ejemplo, el valor del IVA es del 21% con respecto al precio del producto o servicio en cuestión.

En dicha legislación se especifica también quiénes son los que deben pagar el IVA y cómo deben declararlo. Ciertos rubros económicos cuentan con procedimientos específicos sobre la periodicidad en la declaración de sus impuestos. Allí se incluyen las cuotas referidas al IVA del período declarado con un balance sobre lo pagado y recibido de IVA.

¿Quién debe abonar el IVA?

Tal como mencionamos, estas cuestiones se incluyen en la legislación sobre este impuesto de cada país. En la misma se especifican las distintas disposiciones con respecto al IVA, quién debe pagarlo y cómo se lo declara. Los consumidores finales son los principales objetivos del IVA, mientras que otros actores económicos pueden recibir un reembolso de ese valor.

La forma en que se controla este impuesto es por medio de la entrega de factura o recibo de venta al consumidor. Si el vendedor no emite factura al vender un producto o servicio el fisco no tiene forma de rastrear esas transacciones. De más está mencionar que si no se emite factura al realizar una venta, el consumidor final puede llegar a pagar un menor precio por lo adquirido.

El impuesto del IVA se conoce como al Valor Agregado en gran parte de Latinoamérica y al Valor Añadido en España. Además, como mencionamos anteriormente, el valor de este impuesto varía según cada legislación nacional. Así, en Canadá, Japón y Panamá tiene un valor del 5%, en Finlandia es del 22% mientras que en Dinamarca, Noruega y Suecia es del 25%, por ejemplo.

Etiquetas:

1 comentario en «IVA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *