Insensibilidad

La insensibilidad se trata de la cualidad de insensible, es decir, el no poder sentir ciertas sensaciones físicas y/o emocionales. En ocasiones se puede entender a la insensibilidad como la incapacidad para sentir cualquier cosa. También describe un estado de la cibernética donde existe influencia nula entre una magnitud perturbadora y otra regulada.

El origen de la palabra insensibilidad viene del término insensibilitas del latín que significa incapacidad para sentir. Este concepto señala la carencia de sensibilidad y denomina además un concepto médico. Se refiere a la insensibilidad al dolor, cuando alguien es incapaz de sentir sensaciones físicas, se trata de una incapacidad sumamente rara.

Cuando hablamos de insensibilidad podemos hacerlo desde la perspectiva física por un lado o bien un enfoque emocional. En el primer caso decimos que existe insensibilidad cuando no podemos sentir dolor o cualquier otra sensación con alguna parte de nuestro cuerpo. Así, hablamos de insensibilidad física cuando alguien no siente un pinchazo o no puede mover alguna extremidad, por ejemplo.

La insensibilidad señala la falta de sensibilidad física o emocional.

En cuanto a la insensibilidad relacionada con las emociones tiene que ver con sentir apatía ante cualquier tipo de emoción o sentimiento. Se le llama emocionalmente insensible a aquella persona que es incapaz de sensibilizarse en situaciones específicas. De esta manera, cuando alguien no siente nada ante el miedo, el peligro o el sufrimiento ajena se lo califica de insensible.

De estos dos tipos de insensibilidad el común es más probablemente el emocional ya que algunas personas carecen de empatía. En cambio, todos somos seres físicamente sensibles y sensoriales, somos capaces de percibir todo tipo de sensaciones. Por ello, la insensibilidad física se produce en casos específicos a raíz de un accidente o situaciones estresantes.

La insensibilidad emocional hace que una persona no pueda sensibilizarse ante sensaciones emocionales de cualquier tipo. En este sentido, alguien emocionalmente insensible no se asusta, no se conmueve, preocupa, alegra o trauma por nada ni nadie. Por lo general esto se puede explicar por un modo de ser muy racional o bien algún tipo de trastorno de personalidad.

Otros conceptos y ejemplos sobre insensibilidad

Relacionada a la insensibilidad emocional podemos contar a la insensibilidad social, un fenómeno cada vez más frecuente. En este caso, la insensibilidad social se refiere al desprecio o bien la indiferencia que sufren las personas en situaciones de carencia. Esto sucede cuando personas en mejores situaciones son incapaces de sensibilizarse ante su angustia o sufrimiento.

Podemos mencionar fenómenos como las adicciones o la pobreza entre los que suelen generar mayor insensibilidad social. Esto habla del egoísmo social, la posición de ignorar y seguir marginalizando hechos como estos. Pero la insensibilidad social sobre estos casos permite que sigan existiendo y nadie busque solucionarlos.

Ejemplos de uso

  • “La anestesia empleada en operaciones quirúrgicas puede producir insensibilidad corporal durante unas horas.”
  • “No podía creer la insensibilidad de la familia de mi amiga ante la violencia que sufrió con su pareja.”
  • “El gobierno actual está tratando la situación que atravesamos con demasiada insensibilidad.”

Formato para citar (APA)

“Insensibilidad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/insensibilidad/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *