Saltar al contenido

Infinito

El infinito significa que no existe fin o límite de algo, por ejemplo: “el universo es infinito”. Este concepto también puede utilizarse para señalar que algo resulta muy grande o numeroso. La palabra infinito deriva del término infinitus del latín que significa aquello que no tiene fin o que nunca termina.

Como concepto, el infinito se emplea en distintos ámbitos y disciplinas, desde la astronomía, la filosofía y la matemática, por ejemplo. En matemática, el infinito es el concepto que se utiliza para mencionar la extensión de los números ordinales. Así, estos números son los que señalan la posición de algo en sucesión ordenada hasta el infinito.

Sin embargo, cuando de números se refiere, por lo general todos ellos se caracterizan por ser infinitos. Esto se debe a que, generalmente, la sucesión de números no tiene un límite definido. El símbolo que representa al infinito tiene forma de curva lemniscata, es decir que tiene una forma similar al número ocho pero en horizontal.

El concepto de infinito se refiere a algo que no tiene fin.

Se desconoce a ciencia cierta el origen del símbolo infinito, pero se cree que se relaciona con antiguos símbolos alquímicos y religiosos. El concepto de infinito también se emplea en nuestro lenguaje cotidiano, pero no necesariamente señala algo sin fin. En estos casos, por lo general el infinito se usa para describir la grandeza o multitud de cosas.

Siguiendo el significado anterior, el infinito también puede describir un lugar impreciso, que se encuentra lejano o resulta un tanto vago. Por ejemplo: “Se asomó por la puerta que llevaba a las escaleras y estas parecían conducir al infinito”. Aunque el concepto de infinito también se suele asociar con la existencia de múltiples paradojas.

Con respecto a esto último, una paradoja conocida sobre ello se refiere al hotel infinito. El hotel infinito es una metáfora que propuso David Hilbert, un matemático alemán. Según Hilbert, el hotel infinito es aquel que acepta más huéspedes aunque esté lleno, esto se explica porque tiene infinitas habitaciones.

Origen y otros significados

Se le atribuye a John Wallis, un matemático inglés, la creación del símbolo infinito en 1655. Este símbolo, tal como hemos mencionado, señala aquellas cosas que no tienen límite o final. Como tal, este símbolo se usaba principalmente en física y matemática para referirse a aquellas cosas sin límite.

La forma de este símbolo, como ya hemos dicho, se parece a la del número 8 pero en forma horizontal. Se cree que la forma de este símbolo era una variante de la serpiente uroboros, aquella serpiente que come su propia cola. E incluso se llegó a asociar el infinito con Dios, por la idea de un ser incomprensible que no tiene fin.

Cabe señalar que el infinito se trata de un concepto abstracto relacionado con distintas disciplinas de conocimiento. En matemáticas suele usarse el infinito como un número, pero lo cierto es que no se lo puede incluir entre conjuntos numéricos. Esto se debe a que el infinito no se comporta como el resto de los números en una operación matemática.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.