Desprecio

El desprecio hace referencia a la falta de aprecio y la acción o efecto de despreciar alguna cosa o persona. Cuando sentimos desprecio por alguien o algo nuestras actitudes hacia ello son despectivas y bruscas. Se puede asociar con cierta falta de respeto, aprecio o desaire, las formas de demostrar desprecio pueden variar dependiendo el caso y las razones.

Cuando despreciamos a alguna persona podemos ofrecerles un trato injusto y hasta despectivo. En esos casos, la persona despreciada puede sentirse ofendida, lastimada y hasta humillada dependiendo de la situación. Podría decirse que la acción de despreciar a otra persona conlleva que quien desprecia demuestre ciertas actitudes de superioridad.

En ocasiones, las actitudes vinculadas al desprecio pueden llevarnos a dañar o humillar a alguien. La persona que recibe este tipo de trato a raíz del desprecio puede sentir que no merece ser tratada de forma tan injusta. Lo cierto es que el desprecio puede tener razones fundamentadas o ser solo un sentimiento de rechazo hacia lo que se desprecia.

El desprecio es un sentimiento negativo de disgusto o rechazo hacia algo o alguien.

El desprecio puede estar acompañado de cierta soberbia cuando el que desprecia se cree superior a los demás. Aunque generalmente el sentimiento de desprecio se acompaña de una actitud sobradora, contemplar lo que se desprecia con hastío. El desprecio genera que tengamos una impresión muy pobre o mala de aquello a lo que despreciamos.

Considerando que el desprecio es el antónimo de aprecio, es decir, lo opuesto a sentir afecto o cariño por algo o alguien. Esto quiere decir que el desprecio señala la antipatía y falta total de cariño por alguna cosa o persona. Sentir desprecio por algo o alguien nos genera todo tipo de emociones desagradables que van desde el asco hasta el odio y el rechazo.

El desprecio puede presentarse de distintas maneras y ser causado por múltiples razones. Podemos sentir desprecio por algo que nos causa asco, algo que nos genera rechazo o bien lo odiamos por alguna razón en particular. Se trata de un sentimiento negativo que puede explotar nuestras peores actitudes y conductas hacia lo que despreciamos.

Características del desprecio

Cualquier sentimiento negativo que tengamos resulta dañina para nuestra salud emocional. El desprecio es un sentimiento negativo tan fuerte como el odio, pueden compartir ciertas semejanzas entre ellos. Cuando sentimos desprecio por algo perdemos la capacidad de enfrentarnos a eso de forma objetiva y racional.

El sentimiento de desprecio puede enraizarse tanto en nuestro ser que, de no controlarse, podemos causar mucho daño al objeto de nuestro desprecio. Si bien podemos cometer acciones terribles llevados por el desprecio, también podemos dañarnos a nosotros mismos en el proceso. Podría decirse que no es una conducta muy sana dejarnos llevar por el desprecio.

Recordemos que el desprecio se acompaña generalmente por actitudes de arrogancia y superioridad. En muchos el desprecio nos lleva a considerar inferior al objeto de nuestro desprecio, lo valoramos negativamente, tenemos una opinión muy baja sobre ello. También se acompaña de reacciones tales como el disgusto, la ira o el rechazo.

Sinónimos de desprecio

arrogancia, desaire, desdén, menosprecio, subestimación

Antónimos de desprecio

aprecio, estima

Etiquetas:d

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *