Arte rupestre

El arte rupestre abarca todo tipo de dibujo o expresión artística impresa en rocas o cavernas que datan de la prehistoria. Esta era la forma en que el hombre decidía expresarse en esa época representando su vida. Se cree que pintaban las paredes de las cuevas donde se refugiaban de las condiciones climáticas y los depredadores.

En cierta forma podemos decir que el arte rupestre se encuentra entre las manifestaciones artísticas más antiguas de la historia del hombre. Algunas de las obras pictóricas halladas datan incluso de 40 mil años aproximadamente. El nombre de este tipo de arte se debe al soporte en el que se lo encontró, es decir, las rocas, por eso se lo llama rupestre.

De esta manera y, aunque el arte rupestre por lo general señala estas obras prehistóricas, cualquier pieza pictórica hecha en una roca se considera como tal. Considerando que se trata de las primeras obras de arte, se tiende a calificar al arte rupestre como una forma de arte primitivo. Estas obras rupestres prehistóricas se han hallado en distintos lugares del planeta, pero las más destacables se hallaron en España y Francia.

El arte rupestre son las expresiones artísticas prehistóricas en rocas y paredes de cavernas.

Según los especialistas, el arte rupestre fue característico de tres períodos históricos específicos: el paleolítico, el mesolítico y el neolítico. De esta manera, podemos decir que las obras rupestres prehistóricas se remontan a más de 10.000 años A.C. También resulta importante señalar que el hombre en esa época se caracterizaba por ser nómada, no se quedaba mucho en el mismo lugar.

Una de las obras rupestres más antiguas que se encontraron pertenece a la Cueva de Altamira ubicada en la región española de Cantabria. El hecho de que estas obras se conservaran tan bien a lo largo de los milenios se atribuye justamente al soporte utilizado. Además representan el impulso artístico del hombre desde aquellas épocas que sigue igual de vigente.

En cuanto a los temas y motivaciones de estas obras, se ha notado un enfoque relacionado con la magia y la religión bastante significativo. Los especialistas creen que las obras rupestres formaban parte de un ritual o cábala previa a la caza. Este tipo de obras se realizaban en los rincones más escondidos de las cuevas, probablemente por su carácter ritual.

Características del arte rupestre

Además del carácter ritualista del arte rupestre, este se adoptaba como una actividad cotidiana también. Este tipo de expresiones rupestres se encontraban más a la vista en estas cuevas que las obras ritualistas antes mencionadas. Para plasmar estas obras, los hombres prehistóricos empleaban carbón e incluso pigmentos obtenidos en la caza.

La importancia que se le da al arte rupestre tiene que ver con el retrato de la mentalidad primitiva que nos brinda. Estas obras son una clara representación artística de la vida cotidiana del hombre prehistórico, con sus creencias y estilo de vida. En estas obras abundaban los animales salvajes, líneas, figuras humanas y hasta huellas de manos. Utilizaban sus dedos para pintar y por lo general empleaban colores como el amarillo, el marrón, el negro y el rojo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *