Saltar al contenido

Neolítico

La palabra neolítico describe un período prehistórico que se encuentra entre el Mesolítico y la Edad de los Metales. Durante este período se desarrolló la economía productiva, aparecieron los primeros poblados y el sedentarismo. También se empezó a usar piedra pulida y cerámica y se construyeron monumentos megalíticos.

Además de designar este período prehistórico, la palabra neolítico también describe todo lo relacionado con él. De acuerdo al estudio de la prehistoria, el período neolítico fue la última etapa de la Edad de Piedra. Se estima que este período comenzó alrededor del 9500 a.C y se extendió hasta el 3500 a.C.

Decimos que se la considera la última etapa de la Edad de Piedra porque luego comenzaron a fabricar herramientas con metal en vez de piedra. Sin embargo, uno de los desarrollos más significativos que tuvieron lugar durante el período neolítico fue la invención de la agricultura. Esto permitió que los hombres prehistóricos dejaran de ser nómadas para convertirse en sedentarios.

El período neolítico fue la última etapa de la Edad de Piedra.

Con este avance los hombres no necesitaban trasladarse continuamente buscando alimentos. De esta manera, la agricultura se considera un avance tecnológico revolucionario ya que el hombre se independiza de la naturaleza. En este sentido, el hombre ahora tiene la capacidad y autonomía de proveerse él mismo su alimento.

Junto con la agricultura, durante este período el hombre aprendió a domesticar a los animales. Por lo que además de la agricultura también se implementó la ganadería para criar animales para alimento, abrigo y carga, etc. Por lo general los animales que criaban dependían de la región pero solían ser burros, cabras, guanacos, llamas y ovejas.

En el período neolítico el hombre también aprendió a elaborar materiales cerámicos y tejidos. Estos últimos le permitían elaborar sus propios abrigos y nuevas formas de conservar alimentos. Los estudios de este período también encontraron distintos elementos y símbolos que usaban los hombres con fines mágicos y religiosos.

Aspectos y características del período Neolítico

Antes de este período ocurrió un cambio climático significativo con una sequía milenaria. Esto provocó que el hombre se viera obligado a buscar alimento continuamente, lo que los volvía nómadas. Entonces el hombre se dedicaba a cazar y recolectar en pequeños grupos para conseguir alimento. Después de la sequía comenzó un período con un clima más húmedo que permitió al hombre asentarse en lugares fértiles.

Esto permitió que desarrollaran la agricultura teniendo un mayor control de la tierra para cultivar su propio alimento. De esta manera podemos decir que los principales hitos del período Neolítico fueron la agricultura y el asentamiento de los grupos humanos. Con esto nacieron las primeras comunidades, el poder controlar la cosecha y hasta el almacenamiento del grano.

También se modificó la estructura social que les permitió tener más descendencia ante una mayor disponibilidad de alimentos. Otros avances de este período cuentan con la fabricación de herramientas para la cosecha. Así como también las mejoras de la vida cotidiana y la creación de formas de organizar la sociedad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *