Arte cinético

El arte cinético describe una corriente artística caracterizada por obras que tienen o simulan movimiento. De esta manera, muchas de estas obras se piensan para interactuar con elementos que logren ese efecto de movimiento. En estos casos se los usa para interactuar con agua, electromagnetismo, luz, motores e incluso el viento.

También conocido como cinetismo, esta corriente artística surgió a mediados del siglo XX en París. Desde un principio se caracterizó por integrar el movimiento físico y espacial en la composición de la obra. Para calificar una obra dentro del arte cinético existe como requisito que el movimiento de la misma sea el centro de atención.

En cierta forma, el concepto de esta corriente artística incluye todas aquellas obras que cuentan con un movimiento, ya sea físico o virtual. Teniendo esto en cuenta se incluyen dentro del arte cinético ciertas representaciones del arte óptico. Sin embargo, es importante señalar que no todas las obras de arte óptico se incluyen dentro del cinetismo.

El arte cinético incluye aquellas obras que cuentan con algún tipo de movimiento.

Existen tres tipos diferentes de obras cinéticas: las estables, las obras móviles y las que son penetrables. En el primer tipo la obra se caracteriza por ser fija y su movimiento se percibe cuando el espectador la rodea o se mueve. Las obras móviles, tal como lo dice su nombre, se mueven y van modificando su estructura. Este tipo de obra va cambiando en todo momento por lo que, en cierta forma, son muchas obras en una.

El último tipo, las obras penetrables, se tratan de ensamblajes que ocupan todo un espacio real. Esta clase de obra cinética se caracteriza por ser una intervención especial que el espectador debe recorrer y con la que debe interactuar. Como sucede con las fijas, el movimiento de estas obras se percibe por la acción e interacción del espectador.

En la composición de obras cinéticas, los artistas tienden a emplear técnicas ópticas y planificar a conciencia la ejecución de las mismas. Esto es importante para lograr la sensación de movilidad y por eso juegan con: los colores, las luces y sombras, los tamaños, e incluso suelen contemplar distintas fuentes de energía.

Características del arte cinético

Se considera al artista húngaro Victor Vasarely como el padre de esta corriente artística. En cierta forma podría decirse que el cinetismo se encuentra relacionado con la rama mecánica de la física. Esto se debe a que la mecánica es la disciplina que estudia la relación existente entre el movimiento de las cosas y las fuerzas que lo generan.

Por eso no es de extrañar que algunas obras cinéticas sean construcciones tridimensionales con movimientos mecánicos. Las obras cinéticas también juegan con las ilusiones ópticas que generan en el espectador. Estas pueden ser generadas por cómo reciben luz, si entran en contacto con el viento o desde dónde se las mira.

Algunas de las características del arte cinético incluyen la incorporación de materiales novedosos como circuitos eléctricos o plástico, por ejemplo. El arte cinético se aleja de los soportes tradicionales, se vuelven intervenciones que contemplan la interacción con el ambiente o el espectador. Las obras cinéticas se desvinculan de su creador y en ocasiones se vuelven parte del espacio público.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *