De Significados

¿Qué es la armonía?

La armonía es la palabra que se emplea para referirse al equilibrio conseguido en la unión de diferentes cosas. También es como se describe a la relación de entendimiento y paz existente entre dos o más personas. La palabra armonía deriva del término harmonia del latín y de ἁρμονία del griego que significan concordancia, acuerdo o ajuste.

Origen de la armonía

Podemos decir que la armonía surge en la concordancia y el equilibrio que se logra al reunir diferentes cosas. Cuando estos elementos logran combinarse de forma equilibrada podemos hablar de la armonía resultante. En algunos casos, la armonía generada de la combinación de ciertos elementos causa placer o agrado a los sentidos o al estado general.

Cuando hablamos de armonía agradable a los sentidos puede ser: Una imagen que combina perfectamente colores y formas, un plato que combina diferentes integrantes deliciosamente o incluso una melodía que da placer escuchar. De esta manera podemos decir que la armonía es el estado agradable, bello, relajante que encontramos a nuestro alrededor.

La armonía es la combinación equilibrada de distintas cosas.

Aunque por lo general la armonía se asocia con cosas agradables que generan bienestar y placer, no siempre es el caso. Esto quiere decir que algunas combinaciones armoniosas pueden llegar a generar disonancia y hasta crearnos tensión. Un ejemplo de ello sería un cuadro que usa colores muy intensos en tonos rojizos que, aunque combinados armónicamente, nos producen una sensación violenta.

Armonía del color

La armonía del color se trata de una de las técnicas básicas que conforman la teoría de color. En este sentido, la armonía del color sirve para combinar colores a través de relaciones posibles que transmiten cierto mensaje o creen un universo. Esta técnica resulta de gran utilidad tanto en el arte como en otras disciplinas que emplean colores.

De esta manera, la armonía del color no solo nos permite combinar colores sino que también sirven para comunicar una estética agradable y lograr el objetivo propuesto. Para conocer las posibles relaciones armónicas entre colores recurrimos al círculo cromático o rueda del color.

El círculo cromático es una suerte de brújula o guía sobre los colores, se trata de un diagrama circular que engama los diferentes colores. Está compuesto por 12 colores que se basan en el sistema RGB (por rojo, verde y azul en inglés). La ubicación de los colores en el círculo es fija y nos muestra además la procedencia de cada uno de ellos.

El concepto de armonía del color sirve para combinar colores.

Tipos de armonía del color

Para conseguir combinaciones armónicas de colores partimos del círculo cromático y de una serie de normas que describe los siguientes tipos:

  • Colores afines o análogos. Este tipo de armonía del color combina colores que se encuentran cercanos en el círculo o al color principal. Debido a su cercanía, algunos colores resultan mucho más fáciles de combinar que otros.
  • Colores complementarios. Aquí se emplean colores que crean una combinación contrastada. Para determinar qué colores son complementarios basta con ubicarlos opuestamente en el círculo cromático. La combinación armónica de colores complementarios sirve para llamar la atención, contrastar el fondo y la figura, entre otros.
  • Complementarios adyacentes. Para este tipo se parte de un color principal y se eligen dos tonos adyacentes a su complementario. Con esta combinación se consigue un efecto parecido al anterior pero con una mayor diversidad cromática.
  • Monocromática. Este tipo de armonía se basa en la paleta de un solo color con sus tonos derivados. Es decir, se emplean las diferentes variaciones de luminosidad y saturación de un mismo color.
  • Tríada de colores. Aquí se emplean tres colores que sean equidistantes en el círculo cromático. Generalmente ninguno de estos colores se destaca sobre los demás.
  • Armonía tetraédrica. Sigue la misma idea que la tríada, pero agrega un color más. De esta manera, se consigue una combinación equilibrada de todos estos colores.

¿Qué es la armonía musical?

Resulta muy común que la palabra armonía se asocie con la música. Esto se debe al propio significado de esta expresión artística, es el arte de combinar sonidos de forma armoniosa. El objetivo de la música es lograr combinaciones armoniosas e innovadoras de diferentes sonidos que resultan de agrado para nuestros oídos.

Dentro de la música, podemos encontrar un concepto denominado armonía que señala aquella disciplina o técnica de formar acordes. Un acorde es la combinación de mínimo tres notas distintas que suenan de forma simultánea o en rápida sucesión. De esta manera, la armonía se centra en la forma de combinar y encadenar estos acordes para lograr composiciones musicales.

Siguiendo con el concepto de armonía en la música, cabe señalar que esta cumple la función de acompañar, formar y dar base a las melodías. Por otra parte, cabe mencionar que la armonía junto con la melodía y el ritmo conforman los elementos básicos de la música. A su vez, el estudio de la armonía contempla la armonía vertical y la armonía horizontal.

La armonía musical es la técnica que permite formar acordes.

La armonía horizontal se conforma con los acordes y la vertical es más bien la melodía de una pieza musical. Describir estos elementos como horizontal o vertical tiene que ver con la forma en que se escriben en un pentagrama. El estudio de la armonía musical se relaciona principalmente con la música occidental ya que emplea notas simultáneas y se crea música polifónica.

Diferencia entre armonía y melodía

Ya hemos mencionado que la armonía representa un grupo de notas que combinan y suenan simultáneamente. Por su parte, la melodía se refiere a un grupo de notas que se suceden en una secuencia. La armonía son notas que suenan al mismo tiempo formando acordes, la melodía, en cambio, son notas individuales.

Entonces, la armonía emplea acordes, notas o tonos simultáneos creando un aspecto vertical de la música. La función de la armonía es la de acompañar la melodía con esta construcción y progresión de acordes. Para crear una armonía se requiere lograr un equilibrio consonante y disonante de sonidos.

En cuanto a la melodía, consiste en una sucesión lineal de notas y tonos combinando el tono y ritmo musical. Las melodías pueden tener una o varias frases o motivos musicales que se repiten en la composición. En cada estilo musical se emplean diferentes formas de melodías y se la considera la parte esencial de una canción.

La armonía combina acordes simultáneos, la melodía son notas en secuencia.

Tipos de armonía musical

Existen dos tipos de armonía musical, la armonía tonal y la armonía modal. La armonía tonal se basa en la tonalidad de la pieza, tal como su nombre lo indica. Por su parte, la armonía moda hace referencia al orden específico en el que se encuentran las notas, es decir, en una escala.

Así como la melodía es la parte esencial de la música, la armonía organiza y relaciona las notas en una pieza musical. En cierta forma, la armonía musical es el centro del estilo que caracteriza a esa obra. La armonía hace posible que una obra musical sea unánime y le permite a su autor plasmar el sentimiento que desea.

¿Qué es la armonía en las personas?

La armonía en las personas es lograr un estado de equilibrio en nuestras acciones, pensamientos y sentimientos. De esta manera, cuando logramos alcanzar este estado de equilibrio podemos disfrutar cada momento plenamente. En cierta forma, la armonía personal se trata de una forma de crecimiento personal para llevar una vida equilibrada.

Lograr la armonía personal nos permitirá vivir en paz con nosotros mismos y con los demás. Por lo general, este estado nos genera energía positiva, nos sentimos en control de nuestra felicidad y tenemos la sabiduría para lidiar con diferentes circunstancias. La armonía personal se vincula directamente con el equilibrio personal que nos capacita mental o espiritualmente para saber actuar en cualquier situación.

En definitiva, el equilibrio personal es una forma de desarrollo humano donde alcanzamos la inteligencia y madurez para mejorar personalmente. Así, el equilibrio personal se relaciona a su vez con la sensatez en nuestras acciones y decisiones. Nos ayuda a elegir sabiamente lo que hacemos para nuestro propio beneficio como personas.

La armonía personal es una forma de crecimiento para llevar una vida equilibrada.

Consejos para alcanzar la armonía personal

  1. Entender y reconocer que algunas adversidades o fracasos pueden ser positivos.
  2. Descubrir nuestros deseos nos sirve para trabajar activamente en ellos.
  3. Es importante determinar lo que necesitamos para alcanzar nuestras metas y armar un plan para alcanzarlas.
  4. Identificar y combatir hábitos negativos que nos estancan o hacen daño.
  5. Para alcanzar el equilibrio personal debemos trabajar nuestro cuerpo, mente y alma de forma íntegra.
  6. Buscar y practicar pasatiempos de nuestro interés que nos mantengan activos.
  7. Mejorar aspectos de nuestra persona que nos hacen estar mal con nosotros mismos. Esto lo podemos hacer por nuestra cuenta o bien con ayuda profesional.
  8. Llegar a conocernos, aceptarnos y querernos como somos.

La armonía social

La armonía social tiene que ver con lograr una convivencia armónica con las demás personas del entorno o la sociedad. En Japón, por ejemplo, el código social se basa en cuatro conceptos fundamentales: la armonía social, el culto a la forma, la dualidad entre los deseos verdaderos y lo que exteriorizamos y la verticalidad en las relaciones.

El concepto japonés de armonía social se relaciona directamente con la cortesía de esta cultura. Es decir, la cortesía japonesa se basa en guardar las formas, mantener la armonía y paz en un grupo. Este tipo de armonía es fundamental en las relaciones entre los japoneses y supera incluso a la lógica o los sentimientos.

En base a esto, resulta muy común que los japoneses busquen continuamente el consenso social para prevenir conflictos. A raíz de esto, por lo general no expresan críticas, disconformidades ni sentimientos de contrariedad para garantizar la paz. Acostumbran a priorizar los intereses y sentimientos del grupo a los suyos, esto se debe a que la sociedad japonesa se caracteriza por ser colectivista.

La armonía social tiene que ver con lograr una convivencia armónica con los demás.

La armonía como valor

La armonía es aquel valor moral que permite a una persona estar en equilibrio con sí mismo, los demás y su entorno. De esta manera, adoptar la armonía como valor nos habilita a establecer relaciones recíprocas con todo lo que nos rodea. Esto a su vez produce un estado de bienestar y satisfacción, a nivel interno y externo, personal y social.

Cuando las personas reconocen, buscan y practican la armonía en su vida cotidiana la adoptan como una virtud. De esa manera, las personas se vuelven armoniosas en todo lo que hacen todos los días. Pero también podemos describir como armoniosa la correspondencia entre dos cosas o personas.

Por otra parte, podemos hablar del carácter armonioso de una persona que le permite adaptarse a diferentes situaciones. Esta forma de ser se caracteriza por la flexibilidad al lidiar con otras formas de actuar, pensar o sentir. Pero también tiene que ver con la habilidad que tienen para expresarse y relacionarse con otros a través de la amabilidad, bondad, elocuencia y el tacto.

Para lograr la armonía, un individuo debe relacionarse de forma recíproca con algo o alguien. Sin embargo, la simple relación no garantiza la armonía sin que reconozcan el propósito que los une. Además de este propósito debe existir también el resultado consecuente del mismo, creando así el fundamento para la armonía.

Otros conceptos de armonía

En una línea parecida, la armonía en la literatura se refiere a la variedad de sonidos, medidas y pausas agradables en un verso. En este sentido, la armonía literaria se utiliza principalmente a la hora de escribir poemas.

Desde una perspectiva más general, el término armonía se utiliza para describir las relaciones pacíficas entre la gente. Solemos utilizar expresiones como vivir en perfecta armonía para describir el estado de una relación social. En este sentido, una relación social armoniosa se caracteriza por contar con buena comunicación, compatibilidad y correspondencia entre las partes involucradas.

Por lo general el término armonía se relaciona con el equilibrio que demuestran las distintas partes de un todo. De esta manera, las cosas armónicas se consideran agradables, bellas, dan gusto y nos tranquiliza el equilibrio que demuestran. También podemos hablar de armonía personal cuando logramos calma y paz interior con nosotros mismos.

Sinónimos de armonía

acorde, concordia, conformidad, equilibrio, simetría

Antónimos de armonía

disonancia

Preguntas frecuentes

¿Qué significa la armonía?

La palabra armonía se refiere al equilibrio que se logra al unir diferentes cosas, también puede describir la relación de entendimiento entre dos o más personas.

¿Para qué sirve la armonía del color?

La armonía del color se basa en el círculo cromático para lograr colores que combinen siguiendo diferentes pautas. Así puede existir armonía de colores afines, adyacentes, complementarios, monocromática, tríada y tetraédrica.

¿Qué es la armonía musical?

La armonía representa uno de los elementos básicos de la música y se trata de la técnica para formar acordes, es decir, notas combinadas que suenan simultáneamente.

¿A qué se refiere la armonía en las personas?

Se trata de una forma de crecimiento o desarrollo personal para llevar una vida equilibrada con uno mismo y con los demás.

Formato para citar
"¿Qué es la armonía?". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/armonia/ Consultado: 2 de marzo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *