Waterpolo

Waterpolo, también conocido como polo acuático, es el nombre de un deporte que se juega en una piscina. En este deporte se enfrentan dos equipos cuyo objetivo consiste en marcar la mayor cantidad de goles en la portería contraria. Un partido de waterpolo se divide en cuatro periodos de ocho minutos, teniendo una duración final de poco más de media hora.

Cada equipo de waterpolo se conforma por 6 jugadores de campo y un portero, los equipos se diferencian por el color del gorro que visten. Durante el partido, los jugadores tienen prohibido pisar el fondo de la piscina, aunque esta suele ser tan profunda que no llega a pasar. De esta forma, los jugadores deben permanecer a flote durante todo el partido consumiendo bastante energía.

Como todo deporte, en el waterpolo hay faltas y expulsiones temporales o definitivas dependiendo las reglas que se quebrantan. Es importante señalar, que en este deporte los jugadores solo pueden utilizar una de sus manos para jugar. El único que tiene permitido tocar la pelota con ambas manos es el portero, los demás serán amonestados si lo hacen.

El waterpolo es un deporte acuático que se juega en una piscina.

Los participantes de waterpolo pueden anotar goles con cualquier parte de su cuerpo excepto con el puño cerrado. Esto se debe a que el único que puede emplear el puño cerrado es también el portero para evitar un gol. Aquel jugador que no respete esta regla y marque un tanto con el puño cerrado será expulsado del partido.

Los jugadores no tienen permitido evitar o impedir los movimientos de los jugadores contrarios, si lo hacen pueden ser expulsados. Cuando un jugador es hundido, la falta se cuenta cuando éste suelta la pelota. La cantidad de expulsiones temporales que puede tener un jugador son dos, a la tercera su expulsión es definitiva.

Cuando algún equipo pierde un jugador debe esperar veinte segundos o recuperar la pelota para que pueda entrar un sustituto. En caso de que a algún jugador se le hunda la pelota se cuenta como falta para su equipo. Está prohibido salpicar agua en los ojos de otro jugador, hacerlo equivale a ser expulsado.

Características y otras reglas del waterpolo

Los puestos que ocupan los jugadores en el campo de juego dependen generalmente de lo que decida el entrenador. Sin embargo, los puestos de este juego se conocen como: El boya, es quizás el puesto más característico del juego y lo ocupa un jugador corpulento que tiene buena potencia de tiro. Su posición se encuentra cerca de la portería para poder finalizar las jugadas del equipo.

Le siguen el puesto 1 y 5 que se colocan a ambos lados de la portería y juegan con el boya. El puesto 3 se encuentra en la misma línea que el boya pero más lejos de la portería, por esta razón debe ser capaz de hacer pases largos. Por último, los puestos 2 y 4 se colocan enfrente de los palos y su objetivo consiste en penetrar y dinamizar el juego, para ello tienen que ser rápidos y técnicos.

En cuanto al portero, al igual que en otros deportes como el fútbol o el balonmano, su rol consiste en atajar los tantos del equipo contrario. Como su tarea es diferente a la de sus compañeros tienen cualidades físicas y un entrenamiento distinto. Sin embargo, los porteros son una pieza fundamental en los equipos de Waterpolo.

Formato para citar (APA)

“Waterpolo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/waterpolo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *