Fitness

El concepto de fitness agrupa diversos ejercicios físicos recomendados para alcanzar o mantener un buen estado físico. Esta palabra es de origen inglés y se utiliza sin traducir en la lengua española para referirse a los ejercicios antes mencionados. En cierta forma se termina hablando del fitness como una disciplina o la práctica de actividades físicas.

Cuando hablamos de fitness, esta práctica física puede tener un objetivo estético o bien relacionado con la salud. En el primer caso tiene que ver con el mantenerse delgado, eliminar grasas o bien tonificar los músculos. Mientras que el objetivo saludable puede ser combatir el sobrepeso, mejorar la capacidad cardiovascular, hacer fisioterapia, entre otros.

De esta manera, al practicar las actividades comprendidas en el fitness podemos lograr un estado saludable y un mejor funcionamiento corporal. Teniendo en cuenta estos objetivos, los ejercicios del fitness buscan desarrollar la flexibilidad, fuerza y resistencia del cuerpo. Pero también cabe mencionar que el fitness cuenta con diferentes modalidades con varios niveles de exigencia.

El fitness alude al conjunto de ejercicios físicos y a un buen estado de salud físico.

En cuanto a las modalidades y los niveles de exigencia que supone el fitness, algunos ejercicios pueden realizarse de forma autónoma. Esto quiere decir que algunas personas novatas pueden practicar estos ejercicios sin conocimientos o preparación previa. Luego existen otros ejercicios que son más exigentes y hasta requieren ayuda de un entrenador.

El tipo de ejercicio que practiquemos depende de nuestros objetivos y del nivel de preparación que tenemos. También es importante consultar a un médico sobre cuál ejercicio es más recomendable según nuestro estado físico y nuestras necesidades. Muchos médicos recomiendan salir a caminar como actividad física mínima y necesaria para mantener un estado saludable.

Entre las actividades típicas contempladas dentro del fitness se encuentran: Hacer abdominales, levantar pesas, emplear máquinas de ejercicios o incluso salir a correr. El concepto de fitness también se asocia con la cultura deportiva del fisicoculturismo. Los fisicoculturistas entrenan y moldean su cuerpo para participar en competencias de exhibición.

Aspectos y beneficios del fitness

Tal como hemos señalado antes, practicar actividades comprendidas en el fitness sirve para mantener un estado saludable. Realizar ejercicio físico nos puede ayudar a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, entre otras. Para ello es importante lograr un equilibrio entre la dieta y el ejercicio, así como adquirir constancia en este último.

Para lograr buenos resultados practicando actividades fitness la constancia es lo principal. En este sentido, es importante equilibrar la inactividad con los momentos destinados a ejercitarse. Si hacemos ejercicio intenso un solo día de la semana y el resto no hacemos nada lo más probable es que no sirva de nada.

El concepto de fitness también se suele emplear para describir el estado de bienestar y salud física alcanzado por llevar un estilo de vida saludable. Aquí se contempla tanto una dieta saludable como la práctica constante de ejercicio físico. Lo ideal es practicar ejercicios físicos en casa, al aire libre o en gimnasios durante varios días a la semana o todos los días.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *